EH Bildu pide que se acepte el reconocimiento de "libre determinación" de Euskadi y Cataluña

Maddalen Iriarte, junto a Joseba Egibar, en Bruselas
EH BILDU
Actualizado 10/10/2018 14:54:40 CET

Iriarte destaca que su coalición aspira a "un Estado vasco independiente", aunque admite que "esa fase no ha llegado"

BILBAO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha pedido este miércoles en Bruselas que se acepte el reconocimiento de "libre determinación" de los pueblos vasco y catalán, y ha recordado que el derecho a decidir está contemplado en el acuerdo de nuevo estatus pactado entre su coalición y el PNV, que suman el 58% del voto del electorado. Tras asegurar que su objetivo es la creación de "un estado vasco independiente", ha admitido que "esa fase no ha llegado", pero estarán preparados para cuando sea el momento.

Iriarte, junto con el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha defendido las bases del nuevo estatus para Euskadi que han redactado jeltzales y la coalición soberanista, durante su intervención en la Eurocámara, en el marco de un seminario sobre el derecho a decidir organizado por la Plataforma de Diálogo Cataluña-Europa, con la colaboración de la UNPO (Organización de Naciones y Pueblos Sin Estado).

En su discurso, la dirigente de EH Bildu ha señalado que los vascos "defienden su propia existencia como pueblo, en pie de igualdad con el resto de pueblos de Europa y del mundo; una voluntad que en los últimos tiempos se ha manifestado política, social y electoralmente de forma reiterada".

A su juicio, en este contexto, "adquiere su principal valor" el acuerdo al que han llegado el PNV y EH Bildu en la redacción de "los principios que deben guiar el nuevo estatus" para Euskadi. "Por primera vez en la historia reciente, las dos grandes tradiciones políticas de nuestro país, que suman hoy por hoy más del 58% del voto del electorado, hemos logrado acordar unos principios con el objetivo de construir una sociedad moderna, una sociedad abierta, que aspire a las mayores cotas posibles de bienestar personal y colectivo", ha añadido.

Para Maddalen Iriarte eso "pasa también por aspirar a las mayores cotas posibles de libertad". En este sentido, ha manifestado que "esos derechos ocupan un lugar destacado el derecho a la libre determinación de los pueblos, reconocido en el artículo 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos".

"Efectivamente, estamos hablando de derechos humanos, de democracia en suma. No hablamos ahora de independencia, ni de la forma de gobierno de un futuro Estado vasco independiente, sino de que la voluntad democrática del pueblo vasco debe ser reconocida y respetada", ha aseverado.

En su opinión, "ese reconocimiento de la voluntad del pueblo vasco, esa aceptación de la voluntad democrática, constituye la clave de bóveda sobre la que se asientan los principios aprobados en el Parlamento Vasco" por el PNV y EH Bildu. "Cualquier solución de futuro para el pueblo vasco, pero también para Catalunya o para otros pueblos con aspiraciones similares, pasan por aceptar e integrar ese reconocimiento democrá tico", ha aseverado.

RELACIÓN BILATERAL

La representante de la coalición soberanista ha recordado que, tomando como base el derecho a decidir, jeltzales y la coalición soberanista plantean, en su propuesta de nuevo estatus, "una relación entre los territorios vascos y el Estado español efectivamente bilateral, entendiendo por bilateralidad una relación de igual a igual, en la que una parte no puede imponer su voluntad a la otra".

Se trata, según ha explicado, de "una bilateralidad provista de los suficientes elementos de control, con garantías precisas para los casos en que no haya acuerdo". "Los territorios vascos, de esta forma, contarían con todos los instrumentos de autogobierno necesarios para poder desarrollar todas las políticas públicas que precisa su ciudadanía y solo desde el acuerdo previo bilateral podrían compartirse o cederse esos instrumentos en favor de estructuras estatales, comunitarias o internacionales", ha aseverado.

Tras admitir que el camino no va a ser "sencillo", ha dicho que "la dificultad de la empresa no puede llevar ni a la inacción ni a la resignación". "El planteamiento de la mayoría política del Parlamento Vasco cuenta, no solo con los elementos clave para una solución duradera, sino que ofrece además vías políticas y jurídicas para hacerla efectiva", ha subrayado.