Actualizado 11/12/2007 13:31 CET

ELA urge a Gobierno vasco a negociar las retribuciones y cotizaciones de segunda actividad sin destino de la Ertzaintza

BILBAO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Delegados del sindicato ELA se concentraron hoy junto a la sede del Gobierno vasco en Bilbao para exigir al Departamento de Interior que "cumpla la Ley de Policía" y negocie "urgentemente" con los sindicatos las retribuciones y cotizaciones correspondientes a la segunda actividad sin destino de la Ertzaintza.

Medio centenar de representantes sindicales secundaron la protesta que se desarrolló bajo el lema 'Gobierno vasco, ¿dónde está la jubilación anticipada de la Ertzaintza?. Cumple de una vez el mandato del Parlamento vasco'.

Durante la concentración, portavoces de ELA reclamaron al Ejecutivo vasco que "deje de evadirse" y cumpla "el mandato que le ha establecido el Parlamento vasco a través de la ley de Policía del País Vasco". En este sentido, censuraron que en su desarrollo reglamentario, desde su aprobación en 1992, "queda pendiente uno de los apartados más complejos y necesarios de resolver: el de la segunda actividad por edad".

Según explicaron, la Cámara vasca estableció la edad de jubilación de los agentes de la Policía autonómica a los 65 años, "incluyéndolos en el régimen general de la Seguridad Social y planteando una fórmula denominada segunda actividad por edad en previsión de la merma de facultades psicofísicas de los ertzainas derivadas de la edad y sus consecuencias en la eficacia y eficiencia en las tareas policiales".

ELA indicó que esta medida pretende que los agentes que, por su edad o por razones físicas, "tengan mermadas sus facultades" para el desarrollo normal de sus funciones "lo puedan hacer en el desempeño de otros puestos acordes a su situación psicofísica". Sin embargo, añadió, el número de puestos de trabajo que se pueden dedicar a segunda actividad "no cubre ni de lejos las necesidades que se generen a corto plazo", por lo que la ley "aborda este problema creando la figura de segunda actividad sin destino".

El sindicato señaló que los diversos trabajos realizados para analizar la situación entre los años 1994 y 1997 concluyeron que "la única alternativa viable era la creación de un fondo de pensiones para poder afrontar en el futuro las retribuciones y las cotizaciones de aquellos ertzainas que se encontraban en segunda actividad por edad sin destino".

De esta manera, según explicó ELA, los convenios suscritos hasta 2001 "consolidaron esa vía con la aportación de importantes cantidades de dinero y el compromiso de mantener esa aportaciones para destinar a la segunda actividad por edad". Por el contrario, "el convenio 2005/2007, firmado por ErNE y CC.OO., modifica los establecido en los anteriores y se va a una fórmula, la modificación de la ley de Seguridad Social, que abarata los costes para el Gobierno vasco pero no resuelve el problema de los ertzainas, incluso lo agrava", añadió.

En este sentido, criticó que la fijación de las pensiones se dejan "en manos de terceros, cuando la prestación en segunda actividad debe ser negociada con los sindicatos" ya que, de lo contrario, "no se garantiza el mantenimiento de la expectativa de pensión a los ertzainas como si hubieran estado trabajando hasta la edad de jubilación definitiva".

En este contexto, el representante de ELA urgió a la Consejería de Interior a negociar con los sindicatos las retribuciones y cotizaciones correspondientes a la segunda actividad sin destino y le advirtió de que "cuanto más tiempo pase, mayores deberán ser las aportaciones que tendrá que hacer el Gobierno".

En función de los datos aportados por el sindicato, en el año 2020 un total de 4.800 ertzainas tendrán edades comprendidas entre los 55 y 65 años de edad y "no van a poder dar el servicio que la ciudadanía se merece", mientras que los puestos de segunda actividad determinados en la Relación de Puestos de Trabajo ascienden a 185.