Un estudio de la UPV/EHU propone atender a montañeros accidentados antes de evacuarlos para reducir la mortalidad

Estudio UPV mortalidad montañeros
UPV/EHU - Archivo
Publicado 03/04/2019 10:45:08CET

Recomienda que los equipos de rescate cuenten con personal sanitario "versátil" para asistir a los accidentados

BILBAO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) recomienda que los equipos de rescate cuenten con personal sanitario "versátil" para atender a las personas accidentadas en la montaña antes de ser evacuadas, ya que ese dispositivo permitiría reducir "sensiblemente" la mortalidad en este tipo de incidencias, que se han triplicado en los últimos 20 años.

El estudio dirigido por el investigador de la Facultad de Medicina y Enfermería UPV/EHU, Sendoa Ballesteros, recuerda que 2018 ha sido, desde 1996, el año con mortalidad más alta y concluye que es necesario dotar de asistencia sanitaria "inmediata" a las unidades de rescates.

"Si conseguimos atender 'in situ' a la persona antes de iniciar la evacuación, se puede reducir sensiblemente el índice de mortalidad", ha asegurado el docente. Asimismo, el estudio indica que las intervenciones en las que participe personal sanitario también contribuirían a disminuir los costes directos e indirectos derivados de esos accidentes.

El grupo de trabajo ha analizado la evolución de los accidentes e incidentes en montaña en el País Vasco desde 1996 hasta 2018 recogidos en las memorias anuales de la actividad de la Unidad de Rescate de la Ertzaintza.

En función de los datos recogidos, en 1996 se registraron 78 rescates, mientras que en 2006 se elevaban a 115 y en 2018 alcanzaron los 267. El equipo de investigación también ha constatado que febrero es el mes con menos rescates y julio el mes con más. El lunes es el día de la semana con más operaciones de salvamento.

El investigador ha recordado que ya se habla de un "problema de salud pública" al referirse a los rescates y búsquedas que se realizan en el monte. "Los efectos 'Decathlon y 'Calleja' -- ha afirmado-- han favorecido que muchas personas acudan al monte muy bien equipadas, pero escasamente formadas, y sin ser verdaderamente conscientes del riesgo. Se ha contribuido a banalizar ese riesgo y se olvida que la montaña es un medio hostil".

El estudio ha sido llevado a cabo por el grupo de trabajo integrado por Sendoa Ballesteros, docente de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU y enfermero en el Hospital Universitario de Basurto, Manuel Arriba, enfermero de la Unidad de Vigilancia y Rescate de la Ertzaintza, Paz Sanda Javares y Asier Alonso, médica y enfermero, respectivamente, de Emergencias de Osakidetza, e Iñaki Ituarte, médico de la Organización Sanitaria Integrada de Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces.

Según la investigación, el aumento de la incidencia de los accidentes se debe al "atractivo turístico y lúdico de la montaña", a lo que en el País Vasco "hay que unir la cultura y tradición montañera".

En concreto, Euskadi hay 34.000 personas federadas en los clubes, pero hasta 66.000 personas se acercan cada fin de semana a la montaña, un espacio donde "conviven personas con aficiones muy diversas: las setas, la caza, el ciclismo, el senderismo, la espeleología".

FORMAR Y SENSIBILIZAR

El docente de la UPV/EHU ha insistido en que es necesario formar y sensibilizar a la sociedad, pero, también, dotar a las unidades de rescate de personal sanitario "competente en urgencias, emergencias y cuidados críticos y con un perfil de montaña".

Según ha explicado, la incorporación de personal sanitario a las unidades de rescate es otra de las estrategias que comunidades autónomas como Aragón, Asturias, Castilla y León, Cantabria o Cataluña han sumado a las campañas de sensibilización y concienciación para inculcar hábitos seguros o medidas disuasorias ante negligencias o imprudencias.

Contador

Para leer más