Actualizado 14/10/2009 20:59 CET

Expertos europeos debaten en Arantzazu sobre cómo remunerar a las zonas de montaña por la generación de bienes públicos

SAN SEBASTIAN, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La localidad guipuzcoana de Arantzazu se convertirá mañana y el viernes en la capital europea de las zonas de montaña y en el lugar en el que se van a debatir posibles soluciones para que estas áreas "vean recompensada su labor como generadoras de bienes públicos", según informó hoy el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca.

De este modo, más de 200 personas, entre ellas expertos europeos del más alto nivel en esta materia, compartirán experiencias y reflexionarán sobre los métodos más viables para remunerar a las comunidades de montaña por los servicios prestados en beneficio de toda la sociedad.

El marco para las citadas reflexiones es un congreso organizado por el Gobierno vasco, a través del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, y Euromontana, asociación europea de la que Euskadi es socio fundador y que reúne a organizaciones e instituciones de diferentes países con el objetivo de "promover montañas vivas y mejorar las condiciones de vida de las personas que las habitan".

Representantes de distintos países europeos, como Reino Unido, Francia, Suiza, Rumania, Noruega, Italia, República Checa, Macedonia, Bélgica, Serbia, Albania, Portugal o Polonia, y de numerosas comunidades españolas, deliberarán durante dos días sobre la producción de bienes públicos.

"Este tema tendrá una importante relevancia en la futura política agraria, razón por la que la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea ha decidido apoyar la conferencia y participar en la financiación de la misma", detalló el departamento de Pilar Unzalu.

El departamento de Medio Ambiente apuntó que los ecosistemas de montaña son "una fuente generadora de bienes fundamentales para toda la sociedad" y que las comunidades que habitan en ellas "con su actividad agraria producen una serie de 'externalidades' o efectos colaterales positivos, como el mantenimiento de la biodiversidad, de la cultura, de la vida tradicional y del paisaje, la reducción de la erosión o la protección ante inundaciones e incendios".

El viceconsejero de Política e Industria Alimentaria del Gobierno Vasco, José Luis Anda, inaugurará en el Gandiaga Topagunea de Arantzazu este congreso mañana a las 9.30 horas junto al presidente de Euromontana, André Marcon, el diputado de Desarrollo del Medio Rural de Gipuzkoa, Rafael Uribarren, y la alcaldesa de Oñati, Lourdes Idoiaga.