Actualizado 27/06/2007 21:05 CET

El Festival de Juegos de Vitoria fomenta la interculturalidad a través de "La carpa de las culturas"

VITORIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Festival Internacional de Juegos de Vitoria presentó hoy "La carpa de las culturas", que consiste en un nuevo espacio de juego, ubicado en la Plaza de la Virgen Blanca, en el que se pretende dar a conocer los cinco continentes y fomentar la interculturalidad.

Al acto de presentación asistieron el concejal de Asuntos Sociales, Peio López de Munain, y el director técnico del Festival de Juegos, Marco González, quien explicó que en este espacio los menores encontrarán cinco juegos diferentes, uno por continente, cuyos nombre son "El Muturere" de Oceanía, "el Tejo" de Europa, "el Mastermind" de América, "el Wari" de Africa y "las Damas Chinas" de Asia.

Tanto López de Munain como González destacaron el papel del juego como "nexo de unión entre culturas diferentes". "Aún estando presente de forma diferente en todas ellas, el juego es un elemento común en todas las culturas del mundo y, a través de este espacio, se nos enseñan juegos característicos de otros lugares del mundo", explicaron.

Asimismo, aseguraron que quien conoce estos juegos de "La carpa de las culturas" comprueba que "los objetivos son los mismos que los de los juegos más cercanos a nosotros, esto es, divertirse y pasar un buen rato".

Además, estas cinco actividades se complementan con dinámicas que intentan acercar otras culturas del planeta a través de la música y la gastronomía de diferentes partes del mundo.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno prohíbe expulsar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  2. 2

    Pilar Quintana, ganadora del XXIV Premio Alfaguara de Novela con 'Los abismos'

  3. 3

    Así definía Malena Gracia su situación sentimental antes de conocer su relación con Arévalo

  4. 4

    Madrid se queda sin dosis para vacunar a más profesionales sanitarios de primera línea

  5. 5

    Fabiola Martínez confiesa si se plantea una reconciliación con Bertín Osborne