Fiscalía denuncia que la "saturación" de los centros forales genera "conflictividad" y agresiones entre Menas

Fiscalía denuncia que la "saturación" de los centros forales genera "conflictivi
PARLAMENTO VASCO
Publicado 27/02/2019 14:13:41CET

Adán asegura que el elevado número de menores acogidos impide que les diputaciones les ofrecen una atención "adecuada"

VITORIA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscal Superior del País Vasco, Carmen Adán, ha denunciado que las diputaciones forales no están ofreciendo una atención "adecuada" a los menores extranjeros no acompañados, debido a la "saturación" de los centros que acogen a estos jóvenes, lo que genera situaciones de "conflictividad" que llevan a que Menas que no eran infractores "terminen siéndolo", por "agresiones entre ellos" o daños en los propios centros.

Adán ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Trabajo y Justicia del Parlamento Vasco para presentar, a petición de EH Bildu, las propuestas de la Fiscalía para este año y para realizar un balance sobre la actividad de este organismo en 2018.

En su intervención, la Fiscal Superior del País Vasco ha recordado que el Ministerio Público tiene encomendada por Ley la protección de los menores en situación de riesgo y desprotección, así como la "vigilancia" de la labor de las administraciones que se encargan de la protección de estas personas.

En este sentido, se ha referido a la situación en la que se encuentran los menores extranjeros no acompañados, cuya atención, al igual que la del resto de menores sin familia o en otras situaciones de desprotección, es competencia de las diputaciones forales.

"PROBLEMA COMPLEJO"

La Fiscal Superior ha alertado de que "el incremento fortísimo" en el número de menores no acompañados procedentes de otros países que están acogidos en Euskadi plantea un "problema complejo" para el que "no siempre hay respuestas".

Carmen Adán ha explicado que, en las visitas que realiza la Fiscalía a los centros que albergan a estos jóvenes, se ha constatado que la "saturación" de estas instalaciones implica que no se esté aplicando "un programa adecuado" y que "no se esté trabajando" con estos jóvenes, porque el elevado número de menores acogidos "lo impide".

Esta "saturación" --según ha dicho-- "está generando situaciones de conflictividad que hacen que esos menores, que en principio no eran infractores, terminen siendo infractores por agresiones entre ellos o por daños en los centros".

"Es algo complejo porque no podemos dejar de hacer nuestro trabajo cuando hacemos las actas de inspección, ni podemos indicar a una entidad pública encargada de la protección de menores que deje de acogerlos. Es un problema de saturación al que habrá que dar una respuesta en un ámbito que no nos compete", ha manifestado.

Al margen del ámbito asistencial a menores en situación de desprotección, Adán se ha referido a la "creciente violencia" de algunos delitos cometidos por determinados menores de edad, con independencia de su procedencia.

La Fiscal Superior ha explicado que es necesario una "mayor especialización" policial para abordar este fenómeno, por lo que ha reiterado la petición de que en la Ertzaintza se cree un grupo específico sobre delitos cometidos por menores, al igual que existen unidades dedicadas a los delitos medioambientales, económicos o informáticos.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Por otra parte, se ha referido a la violencia de género y al problema que implica el "silencio", en ocasiones "amparado legalmente", que rodea este tipo de conductas delitivas.

En este sentido, y aunque sin referirse de forma expresa a las críticas que ha lanzado VOX a este colectivo, ha lanzado un mensaje de apoyo a los forenses que trabajan en el ámbito de la violencia de género, ante el "cuestionamiento" del que están siendo objeto por parte de ciertos sectores.

"Las unidades de valoración integral forense, que a veces han sido cuestionadas, son absolutamente esenciales y fundamentales para nuestro trabajo; y realizan una labor rigurosa", ha subrayado.

CORRUPCIÓN

Carmen Adán, en respuesta a las preguntas de algunos grupos, se ha referido a algunos judiciales abiertos en los últimos años en torno a posibles delitos relacionados con la corrupción, como los casos 'De Miguel', 'Epsilon', 'Hiriko' o las irregularidades detectadas en las últimas oposiciones de Osakidetza.

En el caso de la Oferta Pública de Empleo (OPE) del Servicio Vasco de Salud, en la que el Ministerio Público ha apreciado indicios de filtraciones de algunos exámenes, ha rechazado pronunciarse al respecto, al tratarse de una investigación "reservada".

Tampoco ha aportado detalles acerca de los otros casos de presunta corrupción sobre las que se le ha preguntado. La Fiscal se ha limitado a reivindicar la labor realizada por el Ministerio Público para "abrir" el campo de investigación de este tipo de conductas y adecuarse a "las exigencias que debe tener la Administración en el manejo de fondos públicos".

Adán ha señalado que, "en muchos casos es cierto que la Administración es reacia a dar datos y a colaborar con la jurisdicción penal" en investigaciones iniciadas por ésta, aunque ha precisado que con esta afirmación no pretende plantear que dicha actitud responda a "intereses oscuros".

Contador