Gasmedi plantea un ERE de extinción que afectará a su planta de Derio (Bizkaia)

Actualizado 24/11/2017 18:37:01 CET

BILBAO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa Gasmedi, dedicada a terapias respiratorias domiciliarias y al suministro de gases medicinales, ha planteado un ERE de extinción que afectará a 100 de sus 550 trabajadores en el ámbito estatal, y a alrededor de una decena en la planta vizcaína de Derio, según ha denunciado CC.OO. Euskadi.

En un comunicado, CC.OO. ha indicado que la compañía, que se dedica a las terapias respiratorias domiciliarias y al suministro de gases medicinales, "pretende realizar un ajuste de plantilla a nivel estatal", que conllevará "una importante afección en la planta de Derio", tras haber firmado en septiembre un nuevo acuerdo con Osakidetza para los próximos cuatro años.

Comisiones ha denunciado que la compañía "ha presionado a la plantilla con la excusa de conseguir este acuerdo, hasta llegar al incumplimiento del pacto" que tiene con la plantilla, "haciéndoles trabajar más horas y flexibilizando sus jornadas".

Además, ha apuntado que "pretende obligar a los pacientes a desplazarse al hospital y a resolver las incidencias por teléfono, deteriorando el servicio y reduciendo el empleo de forma considerable". Según ha precisado, el "ajuste" afectará a más del 22% de la plantilla que trabaja en Derio (Bizkaia), mientras en el ámbito estatal, repercutirá en el 14% de las 552 personas "que realizan estas tareas".

Para CC.OO., "la operación es mucho más que un expediente de regulación de empleo", ya que considera que "tras este abultado recorte se encuentra el objetivo de la empresa de poner fin a las terapias respiratorias domiciliarias y de conseguir que el servicio se preste mayoritariamente en los hospitales".

Además, ha asegurado que "a esta situación se suman unas condiciones laborales lamentables", ya que "un alto porcentaje de la plantilla de Gasmedi está de baja por lesiones ocasionadas durante su jornada laboral, por estrés o por depresión".

También presentan "problemas musculuesqueléticos derivados de las cargas de trabajo, que son enormes" y ocasionados "durante las guardias sus empleados, que llegan a trabajar 24 horas seguidas". "Además, lo hacen bajo la presión emocional de que si el trabajo no se realiza correctamente, puede tener consecuencias muy graves en la salud de terceras personas", ha criticado.

CC.OO. ha denunciado que "si el ERE sale adelante, no solo saldrán perjudicados quienes pierdan su empleo", sino también "quienes lo conserven, ya que se agravará todavía más la sobrecarga laboral".
"Pero principalmente lo van a sufrir los pacientes", ha concluido.