Gobierno Vasco ve "con preocupación" la bajada del 20% de la cuota del verdel para la flota vasca

Capturas de Anchoa
AZTI - Archivo
Publicado 19/12/2018 13:59:53CET

Entiende que es una pesquería "importante" para los pesqueros vascos y que "repercutirá de manera negativa" en su actividad

BILBAO, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Vasco ha mostrado su "preocupación" por la repercusión para la flota vasca de la bajada del 20% establecida para la cuota del verdel por la Comisión Europea, al considerarla una pesquería "importante para los pesqueros vascos y que repercutirá de manera negativa, teniendo en cuenta la ya limitada cuota que actualmente disponen los arrantzales de Euskadi, un 1%".

En un comunicado, el Ejecutivo vasco ha recordado que la captura total de verdel rondó en el año 2018 las 950.000 toneladas, de las que España pescó 33.000 y la flota vasca 11.000. Es decir, "la flota vasca supone una parte muy pequeña del conjunto, lo que explica que, habiendo verdel en nuestras aguas, la reducción de la cuota responde a decisiones que se toman en base al estado general del stock, que no es bueno, y no atendiendo a circunstancias locales".

El origen, por tanto, de la decisión de bajar la cuota de verdel, partía de una propuesta inicial de los científicos de reducir un 42% en 2019 la cuota respecto a 2018, postura basada en la existencia de "una presión pesquera por encima de los límites aconsejables y una incertidumbre importante sobre los datos de reclutamiento de la especie, es decir, sobre cuantos individuos nuevos entran en la pesquería".

En ese sentido, los últimos datos recopilados en 2015-2016 hablaban de "incorporación débil" de nuevos individuos, por lo que los científicos reclamaban "precaución" en la pesquería, lo que se tradujo en un consejo de "reducción importante" en el Total Admisible de Capturas (TAC).

Por ese motivo, entiende el Gobierno Vasco, finalmente "se han introducido criterios socioeconómicos y de dependencia sobre esta pesquería para gran parte de la flota europea", teniendo en cuenta el hecho de que el verdel "es un stock único en el Atlántico Norte, situación que perjudica a la flota vasca", afirma el Ejecutivo en su comunicado.

SITUACIÓN DE PARTIDA 'BUENA'

Respecto al resto de pesquerías, el Ejecutivo vasco ha recibido con "moderada satisfacción" el reparto de cuotas de pesca fijado para 2019, fruto de las negociaciones celebradas en Bruselas los días 17 y 18 de diciembre, y que se han cerrado para la flota vasca con el mantenimiento de cuotas en anchoa y merluza del Cantábrico y el incremento en las de Bonito del Norte (10%), merluza de la costa francesa (22%), rape del Cantábrico (5%), gallo del Golfo de Bizkaia (40% más) y chicharro del Golfo de Bizkaia, otro 18% más que las contempladas para este año.

En lo que afecta a la flota vasca, el Ejecutivo autónomo ha valorado que, en general, la "situación de partida" de las negociaciones "era buena", ya que en la mayoría de especies de interés, o bien se mantienen las cuotas, caso de la anchoa y la merluza del Cantábrico, o se proponen "importantes incrementos", como en la merluza de la costa francesa o el chicharro del Golfo de Bizkaia.

El Gobierno Vasco ha señalado que finalmente todos los Estados miembro en las negociaciones, y para la mayoría de las especies, "han seguido el consejo de los científicos".

Siguiendo con el objetivo de la Comisión Europea de conseguir el Rendimiento Máximo Sostenible en todas las pesquerías para el año 2020, en 2019 de las 66 especies pesqueras sobre las que se establece cuota de pesca en 2019, en 53 de esas especies ya se está en situación de lograr ese máximo sostenible.

DESEMBARQUE OBLIGADO

La reunión anual del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea ha aprobado asimismo la entrada en vigor de la obligación de desembarque y la prohibición de descarte para todas las especies con Total Admisible de Capturas (TAC), medida que hasta ahora solo sólo afectaba a algunas de ellas.

Hasta ahora, la legislación europea no permitía desembarcar pescado de talla inferior a la legal, o pescado del cual se careciera de cuota pero, a partir del 2019, todas las especies sometidas a TAC deberán desembarcarse, ya sean de talla antireglamentaria o de especies de las que no se tiene cuota.

En la reunión de ministros de Pesca se ha propuesto crear una especie de "banco de cuotas de especies de estrangulamiento" para que los barcos puedan seguir pescando las especies de las que tienen cuota suficiente y que lo que pesquen de especies de las que no tienen cuota, compute contra ese "banco de cuotas".

Contador