Actualizado 06/05/2021 14:37 CET

Guggenheim Bilbao recrea el arte de los años veinte a través de más de 300 objetos y obras

Exposición sobre los años veinte del XX en el Guggenheim
Exposición sobre los años veinte del XX en el Guggenheim - Europa Press

Con escenografía y concepción visual de Calixto Bieito, permanecerá abierta hasta el 19 de septiembre

BILBAO, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Museo Guggenheim de Bilbao inaugurará este viernes una exposición dedicada a las principales disciplinas artísticas que surgieron y dominaron la década de los años veinte del siglo pasado.

Abierta hasta el 19 de septiembre, "Los locos años veinte", propone un recorrido por aquella década a través de más de 300 objetos creados durante aquellos años y representativos de todas las artes, desde la pintura, la escultura o el dibujo, a la fotografía, el cine, el collage, la arquitectura, la música o el diseño de mobiliario.

La exposición ofrece un innovador montaje escénico a cargo de Calixto Bieito, actual director artístico del Teatro Arriaga, además de escenógrafo, director operístico, dramaturgo y director residente del Teatro de Basilea.

En su distribución de espacios, Bieito ha apostado por un montaje que combina puestas en escena ambientadas con música ambiental, espacios cerrados para proyecciones, maniquíes o mobiliario con la exhibición al uso de pinturas, esculturas, dibujos y publicaciones de todas las tendencias de la época, .

La muestra busca acercar al visitante a ciudades europeas como Berlín, París, Viena y Zúrich, donde se estaban produciendo durante aquellos años, "grandes cambios y avances en todos los ámbitos, muchos de los cuales continúan vigentes hoy día", ha explicado el director del museo, Juan Ignacio Vidarte durante la presentación a los medios de la exposición.

Sin embargo, pese a esa vigencia actual, Vidarte ha señalado que, "aunque no se pueden equiparar la década actual y la de 1920, existen paralelismos sorprendentes entre ambas".

Por un lado, ha explicado, la sociedad de hace un siglo "vivía dominada por el trauma de una pandemia y sumida en una gran recesión económica tras a la Guerra Mundial". Pero, al mismo tiempo, ha añadido, "fue una década de progreso, de explosión de la creatividad y de liberación, por lo que esta mirada al pasado ofrece ideas alentadoras e inspiración de cara al futuro".

Igualmente ha señalado que, como valor diferencial con respecto a otras exposiciones dedicadas a aquella época, "Los locos años veinte" ha establecido un recorrido a lo largo de siete capítulos narrativos o temáticos donde Bietio ha buscado "el intercambio entre diferentes movimientos progresistas como la Bauhaus, el Dadaísmo o la Nueva Objetividad", con la inclusión también de iconos de la arquitectura y del diseño, que "revelan la diversidad formal que caracterizó aquellos años transformadores" ha afirmado Vidarte.

Para el director del Guggenheim Bilbao, estaexposición "va más allá de los clichés de la década de 1920 para explorar aquellos movimientos estéticos que fueron tan influyentes e importantes que todavía están vigentes en el presente, aunque no nos demos cuenta de ello".

DIÁLOGO CON LO CONTEMPORÁNEO

Con esa intención, Bieito ha incluido, además, la obra de artistas contemporáneos que emplean de manera expresa el lenguaje formal y los temas de la década de 1920, enlazando así con el momento presente.

Vidarte ha explicado que Bieito, además de contar con una carrera internacional que incluye la dirección de más de 80 óperas y obras de teatro, "es un profundo conocedor de la época, lo que le permite aportar a la exposición una concepción escénica a un tiempo intelectual y emocionante".

A su juicio, la exposición y, también la propuesta escénica de Bieito, "van a sorprender al público" porque no se ha tratado de "reconstruir o recordar de manera nostálgica, sino de retener en la memoria y hacer sensorialmente evidentes nuestros orígenes culturales y poder de relieve cómo distintas fases de la historia son similares y diferentes al mismo tiempo".

En palabras de la comisaria de la muestra, Petra Joos, "los años veinte del siglo pasado supusieron una explosión de creatividad, de liberación erótica, de pulsión sexual y de feminismo, pero también de trauma, lucha y economía salvaje y despiadada. Y toda esta 'locura' se refleja en el Museo Guggenheim Bilbao de una forma muy especial, gracias a la dirección de la escenografía por parte de Calixto Bieito".

El director escenográfico de la muestra ha indicado que su intención ha sido plantear un reto o llamamiento a "aprovechar la experiencia de los "Locos años veinte" para confiar en la libertad creativa y no caer en los errores que sumieron al mundo en una de sus mayores catástrofes". Por ello, espera que "los años veinte del siglo XXI no se conviertan en una 'Infinite Jest' (broma infinita)".

SIETE CAPÍTULOS NARRATIVOS

El recorrido parte de las consecuencias de la I Guerra Mundial en la que, junto a las dificultades y enfermedades como la gripe española, se dan la mano con grandes ciudades que crecen a gran velocidad y conceptos como el patriarcado empiezan a ser cuestionados y transformados mientras grupos sociales "desfavorecidos" comienzan a hacerse oír en la cultura y la política.

La década comienza a desarrollar una creciente industria del ocio y de un espíritu innovador a medida que mejoran las condiciones de los trabajadores y ese espíritu empieza a alimentar al arte a partir de una experimentación que abarcaba a todas las disciplinas artísticas y también nuevos hábitos públicos en torno a la forma de fumar o las costumbres sexuales.

La exposición se detiene en los nuevos roles y modelos sociales del hombre y la mujer, una transformación que puede encontrarse claramente en las modas de la época y de la que se exhiben varios ejemplos en la muestra, además de un muestrario de las estéticas de moda en la época, como el pelo corto en la mujer, el pelo engominado o indumentarias más informales.

Bietio ha puesto especial atención en su montaje en el concepto del "deseo", que ocupa toda una sala ya que, en su opinión, "la quintaesencia de aquellos años veinte fueron los bailes nocturnos, extáticos y cargados de sensualidad", con el auge de músicas como el charlestón, el jazz o el cabaret.

En ese sentido, la exposición concluye con "esta manifestación explosiva de un modo de vida emancipado y sensual, en el que la figura más célebre fue la bailarina Josephine Baker, la primera persona de color que se convirtió en estella del espectáculo".

Patrocinada por BBK, el presidente de la entidad, Xabier Sagredo explica en el catálogo que acompaña la muestra que "Los locos años veinte" integra objetos y documentos que permiten al público "apreciar diferentes aspectos de las metamorfosis del momento, donde la moda, la arquitectura y el mobiliario se convierten en indicadores de una nueva forma de vivir con estilo y funcionalidad".

Por ese motivo, desde BBK sienten "una gran satisfacción por haber patrocinado esta exposición, formando parte así de un proyecto que ahonda en un pasado en el que pueden distinguirse innegables paralelismos con la actualidad, y del que podemos tomar claves importantes a la hora de afrontar los importantes desafíos que tenemos ante nosotros".

Para leer más