Los impuestos ambientales en Euskadi aumentaron un 4,7% en 2017 y supusieron casi 1.200 millones de euros

Publicado 27/03/2019 10:18:12CET

BILBAO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los impuestos ambientales en Euskadi aumentaron un 4,7% en 2017 y supusieron casi 1.200 millones de euros. Esta cifra representó el 7,8% del total de impuestos de la Comunidad Autónoma Vasca, según ha informado el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

Los impuestos ambientales son definidos por Eurostat como aquéllos cuya base imponible sea una unidad física o similar de algún material que tiene un impacto negativo, comprobado y específico sobre el medio ambiente y que se identifique como impuesto en el Sistema Europeo de Cuentas-SEC2010.

Estos impuestos se agrupan en tres categorías: impuestos sobre la energía, impuestos sobre el transporte e impuestos sobre la contaminación y recursos. Atendiendo a esta agrupación, los impuestos sobre la energía son los más importantes y en 2017 ascendieron a 1.034 millones de euros, representando un 86,2% del total.

Dentro de este grupo, el de mayor importancia es el impuesto especial de hidrocarburos, que con 891 millones supone también el 86,2% de su grupo. Éste aumentó un 4,7% respecto a 2016, la misma tasa de crecimiento que el total de Impuestos sobre la energía.

En segundo lugar, en orden de importancia, se encuentran los impuestos sobre el transporte, el 12,9% del total, alcanzando en 2017 los 155 millones de euros, un 4,5% más que el año anterior. Además, destaca el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, 134 millones de euros en 2017, lo que supuso el 86,0% de este grupo de impuestos.

Los impuestos sobre la contaminación y recursos, representan el 0,9% restante y tienen una mayor variabilidad interanual. En 2017 aumentaron un 7,8% respecto al año anterior, alcanzando los 10 millones de euros.

En relación al PIB, en 2017 los impuestos ambientales representaron el 1,62%, por debajo del 1,83% estimado para España y del 2,40% de la Unión Europea 28. Respecto al total de impuestos, los ambientales en 2017 supusieron el 7,8% del total de impuestos contabilizados en el marco de la contabilidad nacional.

Atendiendo a la clasificación por tipo de impuesto, es en los impuestos sobre los productos, excluidos el IVA y los impuestos sobre las importaciones, donde más impuestos de carácter ambiental se concentran, el 52,5%, alcanzando los 1.037 millones de euros.

Dentro de otros impuestos corrientes, los impuestos ambientales representaron el 42,8% del total, es decir, 134 millones de euros en 2017, y dentro de otros impuestos sobre la producción, 28 millones de euros corresponden a impuestos ambientales, esto es, el 4,5%.

Finalmente, en el resto de impuestos --en los cuales se incluyen el IVA, los impuestos sobre las importaciones, los impuestos sobre la renta y los impuestos sobre el capital-- no hay participación de impuestos ambientales.

Teniendo en cuenta todos los ingresos fiscales (impuestos y cotizaciones sociales), los impuestos ambientales en Euskadi suponen el 5,0%, lo que le sitúa por debajo de la media de EU28, que alcanza el 6,0%, y de España (5,3%), y es ligeramente superior al nivel de países como Francia (4,8%), Bélgica (4,7%) o Alemania (4,5%), según los últimos datos publicados por Eurostat para 2017.

Analizando los datos de impuestos ambientales por territorio histórico, Álava representa el 15,7%, con un crecimiento del 8,5% sobre el año anterior; Bizkaia el 51,3%, con un crecimiento del 3,8%; Gipuzkoa, finalmente, el 33,0%, creciendo el 4,4%.