Publicado 15/12/2021 17:39CET

Juntas Generales de Álava aprueban el proyecto de norma foral para favorecer el asentamiento de población en zona rural

Archivo - Zona rural
Archivo - Zona rural - EUROPA PRESS - Archivo

Incorpora a la normativa tributaria incentivos fiscales de apoyo a las personas que viven en 153 núcleos rurales alaveses

VITORIA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Juntas Generales de Álava ha aprobado este miércoles el Proyecto de Norma Foral que incorpora a la normativa tributaria incentivos fiscales de apoyo a las personas que viven habitualmente y/o desarrollan sus actividades económicas en 153 núcleos rurales alaveses, para favorecer el asentamiento de la población en las mismas.

La Cámara foral ha aprobado, con los votos favorables de los grupos EAJ-PNV y Socialistas Vascos, los votos en contra de EH Bildu y la abstención de PP y Elkarrekin Araba, el dictamen de la comisión de Hacienda, Finanzas y Presupuestos sobre el proyecto de norma foral para favorecer el asentamiento de la población en la zona rural.

La norma foral tiene por objeto intensificar el apoyo fiscal a los contribuyentes de los núcleos rurales cuya densidad poblacional es baja, de manera que se contribuya con estas medidas a revertir esta situación.

Incluye medidas tributarias relacionadas con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Los núcleos rurales a los que se aplicarán las medidas tributarias incluye 153 pueblos --del total de 426 zonas rurales-- de las siete Cuadrillas Alavesas, y se ha establecido a partir de un estudio demográfico que analiza y diagnostica el proceso de despoblación en Álava, realizado por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) por encargo de la Diputación Foral.

En el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas se crea una nueva deducción de 100 euros por autoliquidación a favor de los contribuyentes que tengan su vivienda habitual en determinadas zonas o núcleos analizados en el estudio de la UPV/EHU. Además, en dicho impuesto se da un tratamiento "más beneficioso", tanto a los arrendadores como a los arrendatarios de las viviendas habituales situadas en dichas zonas o núcleos rurales.

Así, la bonificación de los rendimientos procedentes del arrendamiento de dichas viviendas se incrementa, en estos supuestos, del 20 al 30%, y la deducción por alquiler de vivienda habitual aplicable por el inquilino se incrementa hasta un porcentaje del 35% con un límite, también incrementado, de 2.800 euros.

También se adoptan medidas tributarias tendentes al inicio de nuevas actividades económicas, fundamentalmente por parte de las mujeres, en dichas zonas o núcleos rurales de las Cuadrillas Alavesas. Se establece una deducción por inicio de nueva actividad económica de 1.000 euros para quienes desarrollen la actividad en dichas zonas o núcleos, en contacto directo con su población.

MUJERES EMPRENDEDORAS

Asimismo, se incentiva especialmente que las personas emprendedoras sean mujeres, incrementándose la deducción en 500 euros si la persona emprendedora es una mujer, para luchar contra la masculinización detectada en dichas zonas o núcleos rurales.

En el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se grava a un tipo especial del 1,5% la adquisición de las viviendas habituales que estén ubicadas en las citadas zonas o núcleos rurales.

En lo que respecta al Impuesto sobre Bienes e Inmuebles y en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, ambos de carácter municipal, las nuevas medidas tributarias establecen la posibilidad para los Ayuntamientos de establecer bonificaciones tanto para determinados bienes inmuebles, como para viviendas habituales y locales donde se desarrollen actividades económicas.

Las Entidades Locales dispondrán hasta el 30 de junio de 2022 para modificar las Ordenanzas fiscales que sean necesarias, al objeto de adaptar su normativa a lo previsto en esta nueva norma foral.