6 de abril de 2020
 
Actualizado 19/02/2020 11:08:04 +00:00 CET

Las Juntas rechazan pedir que se reembolse a los usuarios de Barik los 3 euros de su renovación

Tarjetas Barik.
Tarjetas Barik. - EUROPA PRESS - Archivo

GERNIKA (BIZKAIA), 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Juntas Generales de Bizkaia ha rechazado una propuesta de Elkarrekin Bizkaia para solicitar al Consorcio de Transporte de Bizkaia (CTB) que se reembolse a los usuarios de la tarjeta Barik los 3 euros que cuesta su renovación y que las próximas tarjetas no tengan caducidad. La iniciativa ha sido respaldada por los tres grupos de la oposición, mientras que PNV y PSE-EE han votado en contra.

La Cámara ha debatido este miércoles una moción de Elkarrekin Bizkaia con motivo de la próxima caducidad de "miles" de tarjetas Barik, que planteaba trasladar al Consorcio de Transportes de Bizkaia las "molestias" que está ocasionando entre los usuarios debido a "la escasez de información", el precio "injustificado" de su renovación y la "innecesaria generación de residuos" que supone.

Por ello, Elkarrekin Bizkaia ha propuesto pedir al Consorcio que se reembolsen, en forma de recarga para viajes, los 3 euros de coste que han asumido quienes ya han renovado sus tarjetas Barik y que las próximas renovaciones sean gratuitas e incluyan la revisión del estado de las tarjetas, de modo que se reactiven las que sigan en buen estado y se sustituyan por nuevas "sólo en el caso de ser estrictamente necesario". Asimismo, ha planteado que las futuras tarjetas Barik sean expedidas sin fecha de caducidad.

La moción también solicitaba que se elimine el límite de tiempo para trasladar a una tarjeta Barik operativa el dinero recargado en una tarjeta caducada y se pongan "mayores facilidades" para hacerlo, así como se aumente el número de oficinas de atención al cliente para facilitar la renovación de las tarjetas en "los municipios peor comunicados".

Del mismo modo, instaba a la Diputación Foral de Bizkaia a impulsar una campaña de información, en coordinación con el Consorcio de Transportes, sobre la caducidad de las tarjetas Barik y el procedimiento de reactivación.

La moción ha recibido una enmienda de los dos grupos que integran el Gobierno foral, si bien Elkarrekin Bizkaia no la ha admitido porque, según ha explicado su juntero Emilio Lobato, es "papel mojado" y, en el fondo, supone "decir que no piensan hacer nada" y que "todo funciona perfectamente". Asimismo, ha pedido al equipo de gobierno foral que, "si no quieren que las personas usuarias de las tarjetas Barik piensen que les toman el pelo, presenten el informe, o estudio técnico, que demuestra la caducidad de los chips de las tarjetas".

En concreto, la enmienda de PNV y PSE planteaba instar a que se evolucione hacia soportes "medio ambientalmente más sostenibles que la tarjeta de plástico" y también a "intensificar y mejorar" las acciones de comunicación sobre el sistema tarifario y a los medios de pago y, en concreto, la tarjeta Barik, según ha explicado el apoderado jeltzale Unai Lerma.

Lerma ha reconocido que "las cosas no se han hecho de forma perfecta", en concreto en el aspecto comunicativo, y ha admitido que han surgido "incomodidades" para los usuarios "en forma de colas". No obstante, ha destacado que, en la web del CTB, actualmente "lo primero que ves" es una entrada sobre preguntas frecuentes de la caducidad de la tarjeta Barik.

Tras indicar que "desde el primer momento" en que se puso en marcha el sistema Barik se estableció un límite de caducidad, ha remarcado que "eso es lo que garantiza el buen funcionamiento del sistema" y que la renovación se haga "de forma escalonada y paulatina".

El portavoz del PSE, Ekain Rico, ha incidido en que el CTB debe "velar por que el sistema siga funcionando" y, en este sentido, ha advertido de que la tarjeta tiene caducidad "sí o sí" teniendo en cuenta que "la durabilidad por los componentes técnicos es ésa".

Además, ha subrayado que "esto no es el apocalipsis" y ha cuestionado a Elkarrekin Bizkaia si, ahora que "está en el Gobierno" central, pedirá también que sea gratuita la renovación de DNI.

Desde los grupos de la oposición, EH Bildu ha criticado que el CTB se "empeña" en la caducidad de las Barik a los siete años "argumentando colapso" del sistema, cuando "quien ha generado un colapso es el propio CTB" al fomentar "innecesarias" visitas y llamadas al servicio de atención al cliente.

"RECONOCER EL ERROR"

El juntero de EH Bildu Raúl Méndez ha instado a "reconocer el error" y aumentar el ciclo de vida de las tarjeta. En este sentido, ha apostado por extender la fecha de renovación hasta el "fin de vida", que ha cifrado en diez años como mínimo, sobre todo teniendo en cuenta que ya están en marcha proyectos pilotos para pasar de la Barik "física a la virtual".

El apoderado de EH Bildu ha lamentado que el personal de los servicios de Metro, autobús y tren sean el "parapeto" de las medidas adoptadas "unilateralmente" por el Consorcio.

Finalmente, el juntero del PP Eduardo Andrade ha destacado que, pese a que desde la Diputación aseguren que sólo el 0,8% de las quejas que se reciben hacen referencia a la caducidad de la tarjeta y coste, en las oficinas "todos" los usuarios "se quejan de lo mismo" aunque no presenten una reclamación escrita. Además, ha cuestionado "qué control hay sobre ese dinero" cuando, según ha indicado, renovó su tarjeta "nadie me dio ticket ni justificante".

Aunque ha dicho entender que si las tarjetas caducan "hay que renovarlas", ha subrayado que "una tarjeta de plástico con chip no vale 3 euros" y ha reclamado que, en todo caso, la renovación debería ser gratuita si "te obligan a renovar por caducidad".

Para leer más