Publicado 02/03/2021 11:40CET

Mendia asistirá el 4 de marzo al acto simbólico de destrucción de armas de ETA, que presidirá Sánchez

Archivo - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la líder del PSE-EE, Idoia Mendia
Archivo - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la líder del PSE-EE, Idoia Mendia - Iñaki Berasaluce - Europa Press - Archivo

Se reunirá con Iceta y Escrivá para abordar el traspaso de competencias a Euskadi, entre ellas la transferencia "integral" del IMV

BILBAO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La vicelehendakari segunda del Gobierno Vasco, consejera de Trabajo y Empleo y secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, asistirá el 4 de marzo al acto simbólico de destrucción de armas de ETA y el Grapo que se celebrará en Madrid y que presidirá el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sanchez.

Según han informado a Europa Press fuentes de Departamento de Trabajo, Mendia también tiene previsto ese mismo jueves por la tarde mantener una reunión de trabajo con el ministro de Política territorial y Función Pública, Miquel Iceta, para abordar el tema de las transferencias pendientes de traspasar a Euskadi. También tratarán otras cuestiones sectoriales.

Al día siguiente, la vicelehendakari proseguirá con su agenda de trabajo. En concreto, mantendrá un encuentro con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, con el que ha mantenido habituales reuniones telemáticas, para analizar cómo encauzar la transferencia del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

La pretensión es que no se haga solo como encomienda de gestión, como está establecida ahora, sino como una transferencia "integral", con el fin de que se "integre dentro del sistema vasco de protección social" que se encuentra en transformación, ya que se reformará la RGI.

DESTRUCCIÓN DE ARMAS DE ETA

Idoia Mendia se desplazará a Madrid el próximo jueves para participar en el acto simbólico de destrucción de más de mil armas incautadas a organizaciones terroristas como ETA y Grapo, un evento organizado por impulso del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, con sede en Vitoria.

En total, se destruirán con una apisonadora y trasladarán a una fundición 1.400 armas en poder de la Audiencia Nacional e incautadas desde 1976. Se trata de armamento que ya ha agotado su recorrido judicial y no sirve como prueba. El 90% de estas armas pertenecieron a ETA, mientras que una pequeña parte fueron utilizadas por los Grapo y otros grupos terroristas.