Actualizado 30/12/2010 18:09 CET

Movimiento pro Amnistía se congratula de la condena a guardia civiles pero lamenta que es "una excepción"

BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento pro Amnistía ha calificado de "buena noticia" la sentencia de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa que condena a cuatro guardia civiles a penas de cárcel de entre 4 años y 6 meses por un delito de torturas graves contra los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola, aunque ha lamentado que dicha sentencia es "una excepción".

En un comunicado, el colectivo en favor de los derechos de los presos de ETA ha señalado que "no es habitual que desde los tribunales se condene a policías torturadores", y ha considerado que la condena supone "un nuevo paso en la lucha por terminar con la tortura".

"Aún así, de miles de casos de tortura tan sólo unos pocos llegan a los juzgados, y son menos aún las denuncias de tortura que se dan por buenas y castigan a policías. Por eso, hay que aclarar que estamos ante una excepción, que es para alegrarse, pero que no deja de ser una excepción", ha reiterado.

Asimismo, ha asegurado que "la responsabilidad del uso de la tortura va más allá de los policías", ya que, en su opinión, "en ese juicio no se sentaron en el banquillo de los acusados los principales responsables políticos de haber torturado a Igor Portu y Mattin Sarasola".

"Los responsables políticos de la tortura trabajan en los despachos de la Moncloa. El uso de la tortura es consecuencia de una compleja estructura, de la que forman parte los representantes del Gobierno, los jueces de la Audiencia Nacional y los cuerpos policiales. Las instituciones, partidos políticos y medios de comunicación que mantienen un silencio activo y consciente antes esta realidad también son necesarios en el uso de la tortura", ha denunciado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista