La mujer y su hijo apuñalados en Santurtzi continúan ingresados en el Hospital de Cruces con pronóstico reservado

Publicado 13/11/2018 12:59:49CET

BILBAO, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La mujer de 51 años y su hijo de 28 años apuñalados este pasado lunes en su domicilio de la localidad vizcaína de Santurtzi permanecen ingresados en el servicio de Anestesia Reanimación del Hospital de Cruces, con pronóstico reservado, según ha informado el centro sanitario de Barakaldo.

En un nuevo parte emitido sobre el estado de ambos, que ingresaron en el servicio de Urgencias del Hospital Universitario Cruces sobre las 12.00 horas de este pasado lunes, se informa de que la mujer, ME.M.L., 51 años, presenta lesiones por arma blanca, con neumotórax derecho drenado.

En este momento de su evolución se encuentra consciente, sin signos de insuficiencia respiratoria, con oxigenoterapia convencional, y se mantiene drenaje torácico a través de toracostomía. Permanece ingresada en el servicio de Anestesia Reanimación, con pronóstico reservado.

Por su parte, el hijo, I.V.M., de 28 años, presenta lesiones por arma blanca, con hemoneumotórax izquierdo y hemopericardio. Actualmente el paciente se encuentra consciente y orientado, estable hemodinámicamente y con adecuada función respiratoria, sin necesidad de soporte orgánico. También permanece ingresado en el servicio de Anestesia Reanimación, con pronóstico reservado.

Los hechos sucedieron a las 10.00 horas de este pasado lunes, cuando se recibió una llamada a través de la APP de la Ertzaintza, en la que se advertía del suceso, ocurrido en una vivienda del Grupo Nafarroa. Trasladados los agentes al lugar, detuvieron al supuesto autor de los hechos.

El individuo, de 24 años de edad, habría apuñalado a su pareja, una mujer de 51 años, y también al hijo de ésta, de 28, al que habría asestado varias cuchilladas. La mujer presentó una denuncia contra el detenido hace cerca de un año por un presunto delito de violencia de género.

El detenido continúa en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial, según ha informado a Europa Press el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.