4 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 17:24:05 +01:00CET

Munilla pide perdón por el "error" y dice que su copiloto era una "inmigrante atrapada entre nosotros"

SAN SEBASTIÁN, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha pedido perdón por el "error de asiento", que le ha supuesto ser sancionado este jueves por la Guardia Municipal donostiarra cuando conducía su vehículo con una persona sentada en el asiento de copiloto, y ha señalado que su acompañante era una "inmigrante atrapada entre nosotros", a la que llevaba al dentista.

A través de su cuenta de la red social twitter, el prelado donostiarra ha explicado que el copiloto era una "inmigrante atrapada entre nosotros", quien padece "una infección de boca".

En ese sentido, ha detallado que en ese momento la llevaba en su coche a "un dentista conocido que se ha ofrecido a atenderla de gratis". "Agradezco al dentista, pido perdón por el error de asiento, y perdono al filtrador de la noticia", afirma el Obispo.

Munilla ha sido multado este jueves por la Guardia Municipal donostiarra al circular en su vehículo con otra persona sentada en el asiento del copiloto, lo que supone una infracción en el actual estado de alarma por la pandemia del Covid-19.

Según ha podido confirmar Europa Press con fuentes de la Guardia Municipal, los hechos han sucedido a media mañana de este jueves en uno de los controles rutinarios que realiza la Policía local en la ciudad.

Los agentes han parado a un vehículo en el que circulaban dos personas y cuyo conductor era el prelado donostiarra. El acompañante de Munilla viajaba en el asiento del copiloto y no en el trasero, como marca el real decreto del Gobierno central, por lo cual se le ha impuesto al Obispo una multa de 600 euros.

Contador