Obispado de Bilbao traslada a Fiscalía denuncias contra un sacerdote por presuntos delitos sexuales contra menores

Publicado 10/12/2018 11:02:25CET

El presbítero ha sido apartado y la Iglesia ha realizado una investigación interna que ha remitido al ministerio público

BILBAO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Obispado de Bilbao ha trasladado a Fiscalía las denuncias que le han llegado contra un sacerdote por presuntos delitos sexuales contra menores. El presbítero ha sido apartado de sus funciones y la Iglesia ha realizado una investigación interna que ha remitido al ministerio público.

A través de un comunicado, el Obispado de la capital vizcaína y el movimiento Euskalerriko Eskautak Bizkaia (Federación de grupos scout) han informado de que recibieron denuncias por presuntos "comportamientos inadecuados relativos al ámbito sexual" de un presbítero.

El pasado 1 de noviembre el movimiento de Scout recibió la notificación de estos supuestos delitos "contra la libertad sexual por parte de un presbítero en el ámbito de actividades relacionadas con la educación en el tiempo libre".

El 26 de noviembre del 2018, Euskalerriko Eskautak Bizkaia se reunió con el obispo, Mario Iceta, para comunicarle los hechos. Al día siguiente, por decreto episcopal, dio comienzo el proceso de investigación previa siguiendo los protocolos de la Iglesia y, como medida cautelar, se apartó al presbítero de sus funciones y actividades públicas, "dentro del respeto a la presunción de inocencia que le asiste".

La investigación previa concluyó el 5 de diciembre y, al día siguiente, fue entregada la documentación en la Congregación para la Doctrina de la Fe. El 7 de diciembre estos hechos investigados fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía.

ACOMPAÑAMIENTO A LOS AFECTADOS

La Diócesis de Bilbao y Euskalerriko Eskautak Bizkaia han manifestado, "de manera firme, su condena a cualquier comportamiento contra la libertad sexual de las personas". Además, han reiterado su disponibilidad para colaborar "con las autoridades civiles en todo momento".

También se han comprometido a "acompañar a las personas afectadas y a sus familias", y han puesto a su disposición el apoyo y la ayuda de profesionales.

La Diócesis ha querido, asimismo, reconocer "la ejemplaridad, dedicación y entrega de la inmensa mayoría de los presbíteros, y de tantas personas dedicadas a tareas pastorales y educativas".

Además, continuará impulsando "todas las medidas necesarias de prevención, acompañamiento y formación para que el servicio de los presbíteros no quede violentado por hechos que desdicen del ministerio que se les ha confiado".

Por su parte, Euskalerriko Eskautak Bizkaia quiere poner en valor "la tarea que, día a día, realizan sus grupos y su monitorado, trabajando desde el proyecto educativo con niñas, niños y jóvenes para su crecimiento personal e integral". De la misma forma, se compromete "a seguir trabajando para la prevención y erradicación de situaciones de este tipo en sus actividades y en la sociedad en general".