Publicado 16/09/2015 18:35CET

Las obras del nuevo edificio del Instituto vasco de Investigación Sanitaria Biocruces comenzarán este mes

Esta nueva infraestructura sanitaria contará con más de 5.000 m2 de superficie y será una realidad en 2017

BILBAO, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo edificio previsto para albergar el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces comenzará a construirse este mismo mes de septiembre, según ha anunciado este miércoles el consejero de Salud, Jon Darpón.

Darpón ha subrayado la importancia de esta nueva infraestructura sanitaria, reflejo de "la apuesta por la investigación sanitaria en Euskadi, que, en este caso, se materializa en la construcción de un edificio adaptado a las necesidades de los investigadores e investigadoras vascos y diseñado con criterios de eficiencia energética".

El nuevo edificio, que se prevé esté finalizado para finales del 2017, contará con una superficie superior a los 5.000 metros cuadrados y albergará sótano, semisotano, planta baja y cuatro plantas, para facilitar la investigación biomédica mediante instalaciones competitivas.

En la actualidad, Biocruces cuenta con 58 grupos de investigación organizados en siete áreas de investigación: Atención Primaria en Salud, Prevención y Enfermedades Crónicas; Cáncer; Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Enfermedades Renales; Enfermedades Autoinmunes, Inflamatorias e Infecciosas; Enfermedades del Sistema Nervioso; Innovación en Cirugía, Trasplante y Tecnologías para la Salud; y Salud Materno-Infantil y Reproducción Asistida.

Para la realización de su trabajo cuenta con un Animalario y Unidad de Experimentación Animal, Biobanco, y plataformas de Genética-Genómica, Metabolómica y Proteómica, Cultivos Celulares, Citometría de Flujo, Microscopía, Sala Blanca de Terapias Celulares, Biomedicina Cuantitativa, Epidemiología Clínica, Soporte Metodológico y Ensayos Clínicos.

Darpón ha anunciado, además, que en el Consejo de Gobierno de este martes se aprobó la suscripción de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Economía y Competitividad, la Comunidad Autónoma del País Vasco y Osakidetza, para dotar de las infraestructuras científicas necesarias al Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces.

El objetivo de ese convenio, a rubricar por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, el consejero de Salud, Jon Darpón, y el director general de Osakidetza, Jon Etxeberria, es financiar la construcción del nuevo edificio de Biocruces, la remodelación de espacios del Hospital Universitario de Cruces para uso del Instituto, y la adquisición del equipamiento para laboratorios y plataformas del mismo.

Todas estas actuaciones, para las que se prevé una inversión de 13 millones euros, están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER, en la medida en que, según destaca este organismo, responden a las necesidades de desarrollo económico de la zona y tienen capacidad de transformar los resultados de la investigación en productos y servicios de alto valor añadido.

Biocruces logró la acreditación oficial como Instituto de Investigación Sanitaria, situándose en la élite de la investigación, el pasado mes de enero, después de culminar con éxito un largo y exigente proceso gracias a la implicación de las y los profesionales de Biocruces y el liderazgo del Departamento de Salud del Gobierno vasco y los otros tres socios de Biocruces: Osakidetza, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (BIOEF), y la UPV/EHU.