Actualizado 11/01/2022 14:16 CET

Osakidetza solo hará pruebas diagnósticas a los contactos estrechos de colectivos vulnerables

Archivo - Análisis PCR. Iamgen de archivo.
Archivo - Análisis PCR. Iamgen de archivo. - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

El 45% de los niños de entre 5 y 11 años ya ha recibido la primera dosis de la vacuna en Euskadi

VITORIA, 11 (EUROPA PRESS)

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza sólo realizará pruebas diagnósticas para la detección de la covid-19 a los contactos estrechos de un positivo que pertenezca a colectivos vulnerables, según ha anunciado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que ha explicado que la sanidad pública vasca seguirá garantizando estos test a quienes los precisen por un "motivo diagnóstico de salud".

Sagardui, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha reiterado sus habituales apelaciones a la "prudencia" ante una situación epidemiológica que "no es buena" y de la que, según ha reconocido, se desconoce cuál puede ser su evolución. "No tenemos forma de saber cuándo puede haber un cambio de tendencia", ha afirmado.

La titular de Salud también ha alertado de que el sistema sanitario está "tensionado", con 792 pacientes afectados por coronavirus ingresados en las plantas de los hospitales vascos y 139 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Además, este pasado lunes se registraron 11.923 nuevos positivos en las 29.158 pruebas diagnósticas realizadas, lo que supone 4.132 casos más que en la jornada previa. La tasa acumulada en 14 días que se sitúa en 6.844,35 casos por cada 100.000 habitantes, tras incrementarse en 244 respecto a la registrada el domingo.

"RIESGO MUY ALTO"

Gotzone Sagardui ha advertido de que, con estos datos, el riesgo que presenta la pandemia, pese a "la supuesta menor gravedad" de la variante ómicron, "sigue siendo muy alto", especialmente para los colectivos vulnerables.

En este contexto, ha explicado que Osakidetza sigue adaptando su estrategia para mejorar la rapidez en el diagnóstico, para "aligerar la carga" de trabajo en la Atención Primaria, y para centrar los esfuerzos en las personas más vulnerables frente a la covid.

La consejera ha asegurado que las medidas adoptadas en este sentido "están dando sus frutos", y que los resultados de las pruebas se obtienen de forma más rápida gracias al incremento de los test de antígenos y de la toma de muestras en puntos cercanos a los laboratorios. A su vez, ha afirmado que hay "menos tensión" en los centros de salud, gracias a las nuevas vías de atención telemática que se han habilitado.

EL "FOCO", EN LOS VULNERABLES

El Servicio Vasco de Salud ha optado por "poner el foco en quienes más lo necesitan", es decir, en los colectivos más vulnerables frente a la covid. En este grupo se encuentran las personas de más de 70 años, los inmunodeprimidos, las embarazadas, los no vacunados y quienes padecen una enfermedad crónica moderada o grave.

La consejera ha recordado que este pasado lunes ya anunció, en una comparecencia en el Parlamento Vasco, que las personas que dieran positivo en un test de antígenos adquirido en una farmacia no deberán informar a Osakidetza para registrar dicho positivo.

En todo caso, estas personas deberán permanecer aisladas, y si ven que sus síntomas empeoran o necesitan la confirmación del positivo para tramitar su baja, podrán contactar con Atención Primaria.

A este cambio se le añade una nueva medida anunciada este martes por la consejera. Hasta ahora, el Servicio Vasco de Salud pedía que todas aquellas personas que se considerara que habían sido contacto de un caso positivo lo notificarán a Osakidetza para que se les citara para una prueba diagnóstica.

A partir de ahora, Osakidetza únicamente realizará una prueba diagnóstica a contactos estrechos que pertenezcan a los colectivos vulnerables. "Solo aquellas personas de los grupos indicados como vulnerables deberán notificárselo a Osakidetza; y el resto de población deberá extremar las medidas de prevención y permanecer vigilante ante la aparición de síntomas", ha precisado la consejera.

El objetivo es que las personas vulnerables --aquellas de más de 70 años, los inmunodeprimidos, las embarazadas, los no vacunados y quienes padecen una enfermedad crónica moderada o grave-- puedan ser sometidos a una prueba diagnóstica de forma "más rápida".

El resto de personas que sean contacto estrecho, que hayan dado positivo en una prueba de farmacia o que presenten síntomas podrán notificar su situación a través de un formulario en la web de Osakidetza, llamando a su centro de salud o en el apartado de la web del Servicio Vasco de Salud para solicitar citas previas.

"NO ESTÁ EN RIESGO"

De todas formas, ha asegurado que Osakidetza seguirá garantizando las pruebas diagnósticas a toda aquella persona que las necesite" por motivo diagnóstico de salud". "Eso no está en riesgo", ha afirmado. La consejera ha explicado que se seguirá facilitando una prueba diagnóstica a quienes "tengan una mínima sintomatología" o porque tengan un riesgo de vulnerabilidad y hayan estado en contacto con alguien positivo.

Por otra parte, Sagardui ha repasado la situación de las vacunaciones. En este momentos, se están administrando vacunas a tres grandes bloques de población. Por una parte, cerca del 45% de los niños de entre 5 y 11 años han recibido la primera dosis de la vacuna pediátrica. Además, Euskadi ha recibido 36.000 nuevas dosis y tiene programadas 14.700 citas para poner vacunas en los próximos días.

DOSIS DE REFUERZO

En caso de la población de más de 40 años, cerca del 60% ha recibido ya la dosis de refuerzo. A su vez, entre las personas no vacunadas hasta ahora, se han administrado 3.500 primeras dosis en los últimos siete días.

La consejera de Salud del Ejecutivo autonómico también ha informado de que la covid-19 es la causa del 4% de las bajas entre los trabajadores de Osakidetza.

Contador