Otegi cree que los puentes con el PSOE se volverán a abrir en el futuro inmediato si hay voluntad de buscar soluciones

Actualizado 14/01/2007 11:38:56 CET

Asegura que Batasuna está dispuesta a dar "más pasos" y emplaza a "los demás" a darlos también

BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, consideró hoy que "los puentes" que se han cerrado con el PSOE tras el atentado de Madrid "se volverán a abrir si hay voluntad sincera de buscar soluciones". Además, aseguró que su partido está dispuesto a dar "más pasos".

En una entrevista concedida al diario Gara, recogida por Europa Press, Otegi apuntó que se necesita "un chequeo y hablar para superar todos los obstáculos". Además, apostó por "un proceso con contenido político y con respeto entre las partes". "Hay que seguir trabajando para reconstruir las bases que permitan hacer un proceso, y en eso estamos", aseveró.

El dirigente abertzale se mostró convencido de que "todo esto será pasajero", en referencia a la situación creada tras el atentado de Barajas, y consideró que los puentes que se han tendido en los últimos años permitirán construir un escenario diferente para hacer avanzar un proceso.

A su juicio, "lo que ha impedido estabilizar el proceso ha sido la falta de compromiso del Gobierno español por mantener unas condiciones de respeto y democráticas para que se pudiera desarrollar".

"Y ha faltado también la voluntad suficiente en el PSOE y en el PNV para poner encima de la mesa unas bases que fueran lo bastante sólidas. Pero de ahí, yo no extraería la conclusión de que el proceso no tenga posibilidades de avance", subrayó.

Arnaldo Otegi rechazó que "las cosas no estuvieran suficientemente atadas" en las conversaciones que durante años mantuvieron con el PSE-EE, "lo que ocurre es que hay ciertos compromisos que no se han cumplido". "Todo el mundo entiende que es de sentido común que, hubiera o no un pacto, el proceso tenía que tener contenido político y debía darse en condiciones democráticas", agregó.

En este sentido, instó a "hacer un balance de los nueve meses y certificar quién ha estado permanentemente, incluso esta misma semana, haciendo una apuesta por que el proceso siga adelante y tenga bases sólidas, que es el caso de la izquierda abertzale, y quién se está situando en una especie de Pacto de Ajuria Enea 2, que no nos va a llevar a la solución". "Pero yo estoy convencido de que todo esto será pasajero si hay verdadera voluntad de avanzar", insistió.

Para el representante de Batasuna "quizá se entendía que la izquierda abertzale, por su grado de compromiso con el proceso, aguantaría todo lo que se hiciera". "Durante los nueve meses la izquierda abertzale ha mantenido su apuesta sincera por el proceso a pesar de la agresión constante que ha padecido. Quizá pensaron que podían continuar con la dinámica de agresiones hasta la eternidad", señaló.

"AGRESIONES CONTRA EL PUEBLO VASCO"

En esta línea, precisó que "las agresiones contra el pueblo vasco son un hecho grave que debe corregirse", pero apuntó que "lo más preocupante es que alguien nos quiera convencer de que apuesta sinceramente por un proceso que, como dijo el presidente del Gobierno en el Congreso, al final va a pasar por el respeto a lo que decidan los vascos, si desde el inicio del proceso de conversaciones no se respeta lo que dicen los vascos y se agrede a una parte de ellos".

También dijo que "quizá el Gobierno español y los servicios de inteligencia hicieran cálculos" de que ETA estaba derrotada. "Pero yo estoy convencido de que en el Gobierno y en el PSOE hay sectores suficientemente lúcidos para entender cuál ha sido la historia de la izquierda abertzale y de la propia ETA, y saber que ése era un cálculo erróneo", indicó.

Asimismo, manifestó que, si el PSOE "quiere liderar una segunda transición y reforma del Estado español en términos democráticos, necesita estabilizar y dar solución al conflicto vasco".

Por ello, emplazó a "seguir trabajando para reconstruir las bases que permitan hacer un proceso". "Somos los que en Anoeta propusimos un método con dos espacios de negociación diferenciados en contenidos y protagonistas para dar solución al conflicto. Y recuerdo que también se dijo que era insuficiente. Somos los que hemos trabajado una oportunidad que llevó a ETA a declarar un alto el fuego el 22 de marzo. Y somos los que esta semana hemos hecho un llamamiento a ETA para que mantenga sus compromisos", destacó.

En este contexto, subrayó que entienden que "que eso sea insuficiente para el resto de agentes", pero dijo que lo que desea saber es "qué pasos insuficientes están dispuestos a dar ellos para desactivar sus instrumentos de violencia" y sentarse con Batasuna "a acordar bases para el proceso".

Sobre ETA, señaló que "cada cual puede decir lo que quiera de una organización que acaba de reiterar sus compromisos y su alto el fuego". "Habría que ver también cuál es el nivel de credibilidad del Gobierno español y del vasco. Si hacemos un debate sobre credibilidades, probablemente todas estén tocadas. Estamos en un momento en el que después de años para construir la confianza, la confianza ha vuelto a desaparecer", advirtió.

Tras afirmar que ahora "se alzan voces por el apartheid y el aislamiento", añadió que "eso no nos va a conducir a generar confianza y construir bases sólidas". "Lo que ocurre estos días muestra el tipo de modelo de proceso por el que apostaban algunos, también el PNV de Josu Jon Imaz", agregó.

CONVERSACIONES

Según apuntó, "la izquierda abertzale sigue haciendo una apuesta por un modelo de conversaciones políticas con contenidos políticos para resolver definitivamente el conflicto yendo a sus raíces, definiendo si somos o no una nación, cuál es su territorio, cómo se articula ese territorio y si tenemos o no derecho a decidir". "Y hay que hacer eso en condiciones democráticas. El compromiso de la izquierda abertzale es que eso se debe hacer sin ningún tipo de violencia, injerencia o coacción. Esa es nuestra apuesta", aseguró.

Ante los emplazamientos para que den "pasos" que propicien la paz, aseguró que Batasuna ya ha demostrado que los ha dado "y estamos dispuestos a dar más pasos". "Queremos saber cuándo están otros dispuestos a empezar a andar. Yo no recuerdo más paso del Gobierno español en la buena dirección que la declaración en el Congreso. A ver cuándo dan pasos los demás, aunque sean insuficientes. Si la pregunta a la izquierda abertzale es si está dispuesta a dar más pasos, la respuesta es sí", reiteró.

Además, instó a "no romper puentes de diálogo político" porque "situarse en una posición de no-diálogo, como ha hecho el PSOE, no lo consideramos razonable".

"Nosotros podemos entender sus dificultades en esta coyuntura concreta, pero hay que recordar que la oportunidad que se abrió con el alto el fuego se debió a que durante años hubo un puente abierto, aunque no oficial, entre el Partido Socialista y la izquierda abertzale. Después de todo el camino que hemos recorrido, después de todo el trabajo que hemos hecho, no podemos volver a la situación anterior al 22 de marzo", precisó.

El portavoz de la formación abertzale dijo que "todos los puentes están abiertos, aun entendiendo que, en este momento, el PSOE ha decidido cerrar los suyos". Pero estoy convencido de que todos se volverán a abrir en el futuro inmediato si de verdad hay voluntad sincera de buscar soluciones", manifestó.

Asimismo, señaló que "en estos meses" ha constatado que "las posiciones del PNV y las del PSOE han sido siempre idénticas, no sólo similares, durante todo el proceso de conversaciones". "Parecía que Zapatero hablaba también por boca del PNV", dijo.

En referencia a las peticiones para que Batasuna sea como el Sinn Féin, se preguntó "de qué Sinn Féin hablan, ¿del que se ha negado siempre a condenar las acciones del IRA?". Por último, dijo que no contempla "otro escenario" que el que permita a la izquierda abertzale presentarse a las próximas elecciones porque, su veto, "no favorecer al proceso".