El periodista José Naranjo ofrecerá el próximo martes una conferencia en Beasain (Gipuzkoa) sobre el Sahel africano

Publicado 05/10/2019 12:17:48CET
El periodista José Naranjo Noble
El periodista José Naranjo Noble - DERANDEIN FUNDAZIOA - Archivo

SAN SEBASTIÁN, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El periodista canario José Naranjo, residente en Senegal desde 2011 desde donde cubre la actualidad de África occidental y el Sahel, ofrecerá el próximo martes, a las seis de la tarde, en el edificio principal del conjunto monumental Igartza de Beasain (Gipuzkoa) la conferencia 'El Sahel, la guerra olvidada a través de la palabra, la imagen y el sonido'.

Según han informado los organizadores, la zona denominada Sahel (palabra árabe que significa "borde o costa") es una región geográfica y climática del continente africano con una extensión aproximada de 4.000.000 km2. Limita al norte con el desierto del Sáhara, al sur con las sabanas y selvas del golfo de Guinea y de África Central, al oeste con el océano Atlántico y al este con el Nilo Blanco. Los países que la conforman son: El Sur de Mauritania, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, norte de Nigeria y Camerún, así como Chad, Sudán y Eritrea.

Formada en gran parte por antiguas colonias francesas, es una de las zonas más pobres del mundo y con peores condiciones de vida. Los millones de personas que habitan en la franja a lo largo de estos diez países sufren las consecuencias de la "escasez de alimentos, así como de gobiernos inestables mayoritariamente islámicos, cuya dificultad para ejercer el control sobre sus fronteras ha dibujado un cinturón de hambre y violencia en esta región de Africa", han destacado.

La ocupación de todo el norte de Malí por grupos yihadistas en 2012 supuso el comienzo de un conflicto que, "lejos de extinguirse, ha tomado un cariz intercomunitario y se ha extendido no sólo al centro del país sino a todo el Sahel central a través de naciones fronterizas como Burkina Faso y Níger", han explicado.

Litigios por el uso de la tierra en un contexto de Estado débil, de presencia de grupos extremistas, de circulación de armas y de impunidad, han "estallado por doquier, así como viejas reivindicaciones de poder".

Por ello, decenas de miles de personas han abandonado sus hogares, miles de colegios han cerrado sus puertas, lo que incrementa la desprotección de la infancia, "muchos niños han acabado integrando las filas de estos grupos armados, la atención sanitaria se ha deteriorado y la amenaza de la hambruna acecha allí donde campos de cultivo han sido abandonados por miedo y amenazas y donde el ganado ya no puede circular con tranquilidad", han apuntado, para añadir que el cambio climático, con lluvias irregulares o ausentes de amplias zonas, "no hace sino complicar aún más la situación".

Contador

Para leer más