PNV denuncia pintadas en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao en favor del movimiento 'okupa'

Pintada en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao
PNV
Publicado 18/01/2019 12:50:32CET

Advierte de que estas "acciones fuera de tiempo y lugar" no hacen "más que entorpecer el camino hacia la paz y la convivencia"

BILBAO, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PNV ha denunciado que varios desconocidos realizaron este pasado jueves en el batzoki del Casco Viejo de Bilbao varias pintadas en favor del movimiento 'okupa' y del gaztetxe Maravillas de Pamplona. La formación jeltzale ha condenado "rotundamente" estas "acciones fuera de tiempo y lugar" que "no hacen más que entorpecer el camino hacia la normalización, la paz y la convivencia".

En un comunicado, el PNV ha explicado que los hechos se produjeron a última hora de la tarde de este jueves, tras una concentración en favor del acercamiento de los presos a Euskadi frente al batzoki Bilbo Zaharra.
Varios desconocidos accedieron al bar del batzoki y realizaron varias pintadas relacionadas con el movimiento 'okupa' en las ventanas, mientras que en la fachada hicieron otra con la proclama 'Maravillas aurrera'.

La formación jeltzale ha denunciado que la sede jeltzale del Casco Viejo "vuelve a convertirse así en el triste protagonista de las acciones de los de siempre, de aquellos que se encargan de alimentar la crispación y el conflicto, de aquellos que no quieren seguir el camino de la convivencia, de aquellos que no se paran a pensar ni un minuto y mezclan una reclamación con otra por el mero hecho de querer ensuciar e intimidar".

En este sentido, ha advertido de que, "si este tipo de acciones son su gran aportación a la causa que dicen defender, flaco favor le están haciendo". Según ha remarcado, "la única manera de encontrar soluciones es arrimar el hombro y trabajar de manera conjunta en el lugar e institución correspondiente, no en las fachadas y ventanas de propiedades privadas".

OBSOLETAS

El PNV de Bilbao ha condenado "rotundamente" lo que ha calificado de "acciones fuera de tiempo y lugar ejecutadas por aquellas personas que dedican su tiempo a hechos más propios de otras épocas, eso sí, siempre amparadas cobardemente en el anonimato".

"Ahora más que nunca este camino está obsoleto y este tipo de manifestaciones no hacen más que entorpecer el camino hacia la normalización, la paz y la convivencia en la que cree la sociedad vasca", ha concluido.