La Policía desarticula un grupo criminal que captaba migrantes en Irun para cobrarles para pasar la frontera a Francia

Publicado 30/04/2019 11:47:26CET

SAN SEBASTIÁN, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal integrado por cuatro personas, que se dedicaba al tráfico de seres humanos en la frontera de Irun con Francia. Los detenidos captaban extranjeros que habrían llegado en pateras a las costas andaluzas y se traladaban a la localidad guipuzcoana con la intención de desplazarse a otros países europeos.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno en el País Vasco ha informado de que esta banda contactaba con los migrantes y, aprovechándose de su situación de vulnerabilidad, les ofrecía cruzar la frontera, pasando a negociar el precio, que oscilaba entre los 40 y 100 euros por persona, para ser conducidos hasta la localidad vasco francesa de Baiona.

Los presuntos autores, conocedores también de los cambios de turno de la Policía francesa, adoptaban distintas medidas de seguridad para no ser detectados por la Policía, observando su presencia en la frontera, empleando varios vehículos, haciendo cambios de ruta, vueltas en rotondas, cambios de sentido, etcétera, con el objetivo de hacer varios viajes diarios y aumentar su beneficio económico. La operación ha sido desarrollada por la Comisaría Local de Irun, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía del País Vasco.

Contador