Publicado 09/04/2015 21:33CET

Sémper está de acuerdo con que se manifiesten discrepancias en el partido, aunque no comparte las de Álvarez de Toledo

BILBAO, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, se ha mostrado de acuerdo con que se manifiesten discrepancias en el seno de su formación, porque espera "militar en un partido político, no en una secta", aunque ha dicho no compartir el contenido de las críticas expresadas por la diputada Cayetana Álvarez de Toledo, tras la Junta Directiva Nacional del PP celebrada este pasado martes.

La diputada Cayetana Álvarez de Toledo trasladó en un artículo de opinión unas anotaciones que, según dice, tenía previsto leer en la Junta Directiva Nacional del PP celebrada este martes, donde, según denuncia, no hubo turno de palabra. En ese artículo, afirma que el PP "no sufre un déficit de comunicación o de marketing", sino "un déficit, grave, de política", y asegura que "no basta con rescatar la economía", sino que "también la política ha de ser rescatada".

En declaraciones a Europa Press, Sémper ha manifestado su deseo de militar "en un partido político en el que cualquiera que discrepe lo pueda decir con libertad y normalidad".

No obstante, se ha mostrado en desacuerdo con el contenido de las críticas manifestadas Álvarez de Toledo, aunque ha reconocido que "lo bueno es la diversidad, también en los partidos políticos, también internamente".

Sémper ha realizado esta aclaración después de que en una entrevista en Onda Cero haya manifestado que "el que crea dentro del PP que hemos hecho todo bien y que no tenemos que seguir evolucionando se equivocará" y ha considerado "bien" que la diputada Cayetana Álvarez de Toledo se manifieste "con libertad y normalidad", porque él espera "militar en un partido político, no en una secta".

También ha asegurado que el PP "tiene que espabilar en muchas cosas" y ha afirmado que, "si todos fuéramos iguales, además de otras muchas cosas, la política sería aburrida, y no merecería la pena". A su juicio, "lo bueno es la diversidad, también en los partidos políticos, también internamente, que seamos más libres". "Cuando se cuentan las cosas y se discrepa con respeto y con lealtad, creo que la discrepancia también es la mayor demostración de lealtad", ha opinado.

Sémper ha defendido la "diversidad" dentro de los partidos y ha pedido que los políticos no están tan "encorsetados". "Tenemos que desdramatizar algunas cosas de la política. A los partidos políticos se nos acusa de ser lugares monolíticos, donde no hay debate interno, y cuando hay discrepancias parece que se acaba el mundo y hay graves problemas internos", ha explicado.

"Yo afronto esto con mucha más naturalidad, a veces compartes al cien por cien con tus compañeros, a veces discrepas y, en alguna ocasión, Arantza Quiroga y yo hemos discrepado, y no pasa nada", ha afirmado, para señalar que "el problema es cuando esas discrepancias se convierten más en patio de colegio y los políticos proyectamos imágenes poco edificantes que nos desvían de lo verdaderamente importante, para lo que estamos en política, que es para solucionar los problemas de la gente".

Para leer más