Publicado 02/03/2015 12:37CET

Sindicatos exigen la retirada de la RPT de Lanbide y advierten de la creciente "tensión" en la plantilla

Aseguran que los trabajadores se sienten "despreciados, infravalorados y humillados" en este proceso

VITORIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos ELA, CC.OO., LAB y UGT han exigido la retirada de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Servicio vasco de Empleo- Lanbide por considerar que supondrá la destrucción de puestos de trabajo y ha advertido de que si no se retira, "la tensión solo va a crecer", tanto en las propias oficinas, como entre las ciudadanía.

Estos sindicatos se han concentrado este lunes frente al Parlamento vasco donde han reclamado la retirada de la RPT de Lanbide y han informado que, a falta de un balance oficial del seguimiento de la huelga, algunas de las oficinas que se encuentran cerradas son las de Ondarroa, Gernika, Burceña, Amurrio, Agurain y Zarautz, y hay "mayoría de paro" en otras tantas. "Durante esta jornada, la gente está tendiendo a sumarse al paro", han insistido.

Desde ELA, Ramón Uriarte ha señalado que con la jornada de huelga convocada este lunes en Lanbide busca la retirada de la RPT y ha advertido de que hasta que no lo hagan, "el problema está servido" porque "hay un conflicto sindical importante".

Uriarte también ha explicado que existe un conflicto jurídico abierto porque "más del 80 por ciento de los trabajadores de Lanbide ha presentado alegaciones a los procedimientos puestos en marcha, en el Servicio vasco de Empleo, muchos de ellos lo van a judicializar al igual que los sindicatos".

"Además del problema sindical y judicial, van a tener un problema personal porque los trabajadores de Lanbide tienen la impresión de que están siendo absolutamente despreciados, infravalorados y humillados en este proceso, y el rescoldo que esto va a dejar va a durar años", ha advertido.

El representante de ELA ha indicado que si se cumplen las previsiones del Gobierno, "se va a prescindir de un montón de gente que está trabajando" por lo que se "encontrarán con un montón de gente nueva que no va a ser capaz de realizar el servicio, volviendo la atención de Lanbide al año 2011". "Va a ser un desastre absoluto", ha asegurado.

Al consejero Toña, le ha pedido que tome "en consideración" a los trabajadores y ha señalado que, ya que "ha llegado a la consejería con fama de haber primado los intereses de los trabajadores de otros, le exigimos que haga lo mismo". "Exigimos que retire tanto el decreto de la RPT, como la resolución de adscripción de los puestos de trabajo", ha insistido.

Los sindicatos han agradecido que el nuevo consejero de Empleo, Ángel Toña, haya mantenido una reunión este pasado jueves con los sindicatos donde le expusieron sus reclamaciones, aunque el consejero les transmitió que "no tenía plazo" para tomar ninguna decisión antes de este lunes, jornada en la que se celebra la jornada de huelga.

RUEGO AL PARLAMENTO

Desde LAB, Joseba Izaga ha agradecido el "esfuerzo" realizado por la plantilla porque se trata de la séptima convocatoria de huelga y ha exigido al Parlamento vasco que no permita la RPT que se quiere "imponer" desde el Gobierno vasco al ser "ineficaz" y sancionar a 380 trabajadores temporales de RGI y algunos técnicos al llevarles al despido. "Nos parece indecente que este gobierno aporte a las tasas de paro 380 trabajadores más, no está justificado", ha insistido.

Según ha explicado, el compromiso de los sindicatos convocantes es "continuar con la presión" sobre el Gobierno para lo que ha pedido al Parlamento vasco que "deslegitime desde ya" la RPT.

Por ultimo, el delegado de CC.OO. en Lanbide, Lorenzo Sebastián, cree que Lanbide es en la actualidad "un juguete roto en manos de los partidos", y ha advertido de que "con la RPT se destruyen puestos de trabajo en los colectivos de orientador y administrativos, se baja el salario a los más bajos como auxiliares y administrativo, y se desplaza forzosamente a cien personas".

"El ambiente en las oficinas es muy tenso; tanto por la presión interna como por la externa", ha señalado para recordar sucesos como ataques al personal de Lanbide o intentos de quema de oficinas, motivo por el que cree que con las medidas del Gobierno "la tensión solo va a crecer".

Sebastián cree que Toña tiene la "oportunidad de intentar arreglar esta situación" y a pesar de "comprender sus limitaciones", han insistido en que tienen "las manos tendidas" para solucionar esta situación. "Las consecuencias pueden salpicar a la plantilla y la toda la sociedad", ha advertido.

Para leer más