URA abre 36 expedientes por vertidos inadecuados o requerimientos no atendidos en el primer semestre

Depuradora De Crispijama De La Empresa Amvisa
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2018 18:43:00CET

La Agencia Vasca del Agua identifica al responsable de los vertidos en el 55% de los avisos recibidos

VITORIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Vasca del Agua (URA) ha iniciado 36 expedientes sancionadores por vertidos inadecuados o requerimientos no atendidos en los seis primeros meses de este año.

URA ha recibido entre enero y junio 178 avisos, de los cuales 77 se consideran relevantes, es decir, con un grado de afección máxima o media, según ha informado este organismo en un comunicado.

Además, en este primer semestre se han tomado muestras en el 43% del total de avisos y en el 66% de los avisos de afección máxima o media.
La Agencia Vasca del Agua ha identificado al responsable del incidente por vertido en el 55% de los avisos totales y en el 65% a los avisos de vertido con afección máxima o media.

SANCIONES

Asimismo, se han incoado 18 expedientes sancionadores el primer semestre de 2018 como consecuencia de avisos por vertido, el mismo número que en todo el año pasado.

URA ha recordado que los vertidos irregulares no autorizados "son
responsables de una pequeña parte de la carga contaminante que llega a los ríos y costas", y que para reducir este problema "es necesario seguir conectando puntos de vertido a los colectores municipales o comarcales e insistir en el control de los mismos".

Desde la Agencia Vasca del Agua se ha destacado que 2017 fue el primer año en el que se ha reducido el número de vertidos autorizados a ríos o costas desde suelo urbano, debido a la mejora en las conexiones al colector del sistema de saneamiento.

La conexión de vertidos autorizados en suelo urbano a los sistemas de saneamiento es una exigencia de la normativa urbanística. Este sistema ofrece mayores garantías de conseguir una correcta depuración de las aguas residuales, permite reducir la contaminación difusa que llega a los ríos y facilita el seguimiento, la inspección y control de los vertidos.

En estos momentos, el Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia y URA trabajan conjuntamente en la definición de proyectos constructivos para conectar aguas residuales a las redes de saneamiento, unas labores en las que se requiere la participación de los ayuntamientos, que son las administraciones competentes en la gestión del saneamiento.

URA ha recordado que la "práctica totalidad" de la carga contaminante vertida a los ríos, humedales o costas de Euskadi está regulada y controlada en el marco de una autorización de vertido. En el País Vasco existen 2.384 puntos de vertido autorizados, de los que 1.303 se producen en suelo urbano.