El lehendakari exige al Estado "lealtad constitucional" en el traspaso de transferencias

Iñigo Urkullu en la apertura del acto judicial en Bilbao
IREKIA
Actualizado 14/11/2018 17:22:21 CET

Exige al Estado "lealtad constitucional" para completar el Estatuto de Gernika, e insiste en "ensanchar" el acuerdo de nuevo estatus

BILBAO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido, ante la cúpula judicial vasca, "un esfuerzo" de los actores judiciales y políticos para evitar "la quiebra" de la confianza entre la sociedad y la justicia. Además, ha exigido al Estado "lealtad constitucional" para completar el Estatuto de Gernika, con el traspaso de las competencias pendientes, y ha insistido en "ensanchar" el acuerdo de nuevo estatus del Parlamento Vasco.

Durante su discurso en el acto de apertura del año judicial celebrado en el Palacio de Justicia de Bilbao, en el que también ha intervenido el presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, y la Fiscal Superior de Justicia del País Vasco, Carmen Adán, Urkullu ha destacado que se vive "un tiempo de cambio e incertidumbre que afecta a todos los órdenes de la vida social, política e institucional, también a la Justicia", como se ha visto "con especial intensidad" estas últimas semanas.

"Somos conscientes de la creciente exigencia de la sociedad, de la necesidad de recuperar la confianza en los poderes públicos y el servicio que ofrecemos a la ciudadanía", ha apuntado.

El presidente del Gobierno Vasco ha señalado que, en las últimas semanas, el Poder Judicial "se ha visto especialmente interpelado", y cree que "el esfuerzo" de todos los actores judiciales y políticos "debe estar dirigido a evitar cualquier quiebra" de la confianza entre la sociedad y la justicia.

"Procedo siempre con el máximo respeto a la Justicia. Creo en la acción política e institucional y nos corresponde avanzar en la esencia de nuestra tarea, esto es, fortalecer los espacios de encuentro, diálogo, entendimiento y acuerdo", ha apuntado.

AUTOGOBIERNO

Iñigo Urkullu ha aludido al autogobierno y a las relaciones con el Estado y, para comenzar "por la responsabilidad propia", ha abogado, una vez más, por "ensanchar" los acuerdos alcanzados en la ponencia del Parlamento vasco que trabajar para "actualizar, profundizar, ampliar y garantizar el 'bien común' que representa el autogobierno vasco".

"Me refiero también a la actitud de los poderes del Estado, a los que vengo demandando el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el pasado como mejor prueba de una nueva etapa de pacto y convivencia futura", ha manifestado.

Urkullu ha recordado que este año la Cámara vasca ha aprobado en dos ocasiones, 12 de abril y 28 de junio, solicitar a la Administración del Estado un calendario de trabajo para la materialización de las transferencias pendientes del Estatuto de Gernika, y ha exigido que "este mandato, dirigido al Estado casi 40 años después de la aprobación del Estatuto, debe ser atendido".

LEALTAD

En todo caso, ha precisado que "no se trata de ningún ultimátum", sino de "un llamamiento a la lealtad, también a la lealtad constitucional". De esta forma, se ha remitido a lo que determinó el propio Tribunal Constitucional hace casi 30 años, en sentencia su sentencia 209/1990, en la que subraya que, "mientras no se hayan transferido los medios personales y materiales necesarios para el ejercicio de una competencia estatutariamente asumida por una Comunidad, el ejercicio de dicha competencia corresponderá todavía al Estado".

El lehendakari considera que "es indudable que tal ejercicio debe reputarse anómalo porque es provisional, y lo provisional no puede seguir siéndolo indefinidamente".

"La lealtad constitucional obliga a todos y es el Gobierno, máximo responsable de la finalización efectiva del reparto de competencias, quien debe extremar el celo para llegar a los acuerdos en la Comisión Mixta", ha apuntado.

Por ello, ha indicado que es el propio el TC, "máximo órgano judicial garante de su interpretación, el que da amparo a una reclamación política y también legal. En este sentido, ha apelado al Gobierno español "a extremar el celo y facilitar los acuerdos para zanjar una situación de provisionalidad contraproducente para ambas partes".

"En este acto de apertura del año judicial, y tomando como referencia las sentencias del Tribunal Constitucional y el cumplimiento de una Ley orgánica, apelo a la responsabilidad del Estado para hacer efectivo el reparto competencial y poner fin a una provisionalidad que dura más allá de lo deseable y contraviene la observancia de la Constitución y el Estatuto de Gernika", ha aseverado.

El lehendakari ha mostrado su convicción de que "la disposición al diálogo, el entendimiento y el acuerdo" que han expresado "podrá concretarse en breve en leal cumplimiento del autogobierno reconocido", en alusión al texto estatutario actual. "Sería un paso positivo en la senda de la recuperación de la confianza en la que nos debemos implicar todos los poderes públicos", ha concluido.

Contador