Actualizado 20/07/2012 16:10

Urkullu propone eliminar el Senado y las delegaciones del Gobierno para "adelgazar" la estructura del Estado

Iñigo Urkullu
EUROPA PRESS

Plantea que el incremento en la recaudación por el IVA en Euskadi se destine a un fondo interinstitucional para la reactivación económica

BILBAO, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB y candidato a lehendakari del PNV, Iñigo Urkulllu, ha propuesto al Ejecutivo de Rajoy que elimine el Senado y las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno dentro de su objetivo de "adelgazamiento" la estructura del Estado. Además, ha planteado la adecuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado a las competencias no asumidas por la Comunidad Autónoma y la reducción del presupuesto del Ministerio de Defensa, de Interior y de la Casa Real.

En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en la sede de Sabin Etxea de Bilbao, Urkullu también ha afirmado que no comparte que se aumente el IVA porque "penaliza el consumo y lesiona el nivel adquisitivo de todos", y ha propuesto que el incremento en la recaudación en Euskadi se destine a un fondo interinstitucional para la reactivación económica.

Tras un encuentro con sus cargos institucionales para analizar la situación económica, el líder jeltzale ha expresado su "profunda preocupación", y ha recordado que los datos del propio Gobierno vasco predicen recesión para 2012 y 2013, mientras que la destrucción de empleo es de 20.000 puestos de trabajo este año. "Seguimos cayendo y este Gobierno no toma medidas para reactivar la economía. Lo que hace es seguir comprometiendo gasto y deuda", ha apuntado.

Ante "esta parálisis y por responsabilidad institucional", el presidente del EBB ha emplazado al "cese inmediato de las operaciones de nuevo endeudamiento destinado a cubrir gasto corriente", así como "de la política de gasto publicitario y autobombo". "No aceptamos la proliferación de campañas de propaganda gubernamental", ha aseverado.

Asimismo, ha instado a la convocatoria urgente de la Comisión Mixta del Concierto Económico, así como al "mantenimiento y la defensa del ámbito de bilateralidad y liquidación del Cupo, con más de 500 millones de euros pendientes".

Una de sus ideas principales ha sido la creación de un Fondo para la reactivación económica en Euskadi. En este sentido, se ha referido al incremento del IVA, que "no comparte" porque "penaliza el consumo y lesiona el nivel adquisitivo de todos". "Se trata de una medida unilateral e injusta cuya aplicación afecta a toda la ciudadanía por igual", ha añadido.

En cualquier caso, propone que el incremento en la recaudación se destine a la creación de un fondo interinstitucional para la reactivación económica a poner en marcha el último cuatrimestre de este año.

Éste debe incluir "acciones que incentiven nuevamente el consumo interno, mediante planes 'renove' y apoyo al pequeño comercio que será el sector más perjudicado", además de programas de ayuda al circulante de las empresas, especialmente para las Pymes.

Iñigo Urkullu ha precisado que estas medidas extraordinarias deberán ejecutarse "de común acuerdo institucional a partir del próximo Consejo Vasco de Finanzas Públicas y serán gestionadas por el Gobierno vasco".

En este contexto, ha destacado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha previsto ingresos por valor de 22.104 millones de euros en los tres próximos años, cuya "repercusión teórica" en Euskadi de ese incremento se puede aproximar a los 160 millones de euros en lo que resta de 2012.

A su juicio, esos ingresos deben invertirse, "de forma urgente", en los programas extraordinarios de incentivación del consumo y de liquidez a las empresas, "esto es, al apoyo a las Pymes, a los autónomos y al comercio".

Urkullu ha recordado que el lehendakari, Patxi López, ha solicitado "unidad y colaboración", y el PNV realiza propuestas concretas. "Espero y confío que estas propuestas sean aceptadas. Los vascos exigen soluciones, no sólo palabras", ha añadido.

SITUACIÓN "EXTREMADAMENTE GRAVE"

El candidato jeltzale a lehendakari ha recordado que la situación económica provocada por la crisis financiera "es extremadamente grave" por la falta de actividad económica, la pérdida de puestos de trabajo y la minoración de recursos públicos, "que generan una honda preocupación social, máxime cuando a la ciudadanía se le están exigiendo notables sacrificios".

"Esta preocupación social, está evolucionando a ámbitos de indignación al comprobarse que, en determinadas entidades financieras se han producido actuaciones negligentes, irresponsables y llenas de frivolidad", ha añadido.

A su juicio, "por justicia y equidad", éstas deberán ser "depuradas en el ámbito que corresponda", por lo que el PNV apoyará aquellas iniciativas "que permitan exigir responsabilidades personales, civiles y patrimoniales a quienes hayan contribuido al gravísimo perjuicio económico cuya factura se trata de endosar al conjunto de la sociedad".

Tras subrayar que "la realidad de Euskadi es distinta a la del Estado español", ha apuntado que "no es justo que se impongan medidas idénticas para situaciones diferentes". "El PNV reivindica el carácter bilateral que nuestro sistema político-económico tiene en su relación con el Estado", ha manifestado.

"CENTRALISMO INTOLERABLE"

Para el líder jeltzale, "detrás de las reformas, de manera oculta o disfrazada", se esta produciendo "una intolerable vuelta al centralismo político e institucional", y ha asegurado que "en Euskadi no se aplicarán las medidas que vulneren las competencias propias del autogobierno, como son la Ley de Dependencia, la deducción por vivienda o la modificación del impuesto de sociedades".

"Y, en los casos que se pretenda su implantación al amparo de 'normativa básica', nos resistiremos democráticamente. Vamos a defender nuestras competencias y nuestro autogobierno, y también los derechos de los trabajadores de la función pública. No vamos a ser proactivos en la adopción de medidas injustas que invaden nuestro ámbito competencia", ha añadido.

Pese a considerar que la situación de la Comunidad Autónoma Vasca es diferente, ha recordado que "Euskadi no es una isla" y, en estos momentos, tiene "mucho problemas". "Lo vamos a pasar mal durante un tiempo. Para salir de este trance, habrá que asumir compromisos personales y colectivos que entrañarán sacrificios. Vamos a tener que padecer las consecuencias de una dura contracción económica", ha advertido.

"SACRIFICIOS" DE CARGOS DEL PNV

El presidente del EBB cree que "no sería entendible por la ciudadanía pedir sacrificios sin empezar por uno mismo", y por ello, ha reclamado al conjunto de los militantes jeltzales que conforman el ámbito institucional, "que asuman el compromiso voluntario de reducir sus ingresos en lo correspondiente a una paga de su retribución salarial".

En este sentido, ya que el Gobierno del PP "está proponiendo el adelgazamiento de la estructura del Estado y de la Administración", ha propuesto que se proceda a la eliminación del Senado, de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

También ha planteado la adecuación de los contingentes de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a las competencias no asumidas por la Comunidad Autónoma, y la reducción del presupuesto del Ministerio de Defensa, de Interior y de la Casa Real en la proporción de los recortes planteados.

En este sentido, ha pedido al PP y el PSOE que, "de la misma manera que lo hicieron en agosto de año pasado, cuando la reforma express de la Constitución", procedan también a la reforma constitucional con el objetivo de aplicar los planteamientos propuestos por el PNV.