Publicado 09/07/2021 16:29CET

Vitoria duplica la atención del servicio de Asesoría Psicológica para jóvenes por la pandemia

La Psicoasesoría detecta nuevas consultas sobre el miedo a la muerte y a contagiar, ansiedad e hipocondría, o duelos pendientes

VITORIA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Asesoría Psicológica para jóvenes del Ayuntamiento de Vitoria ha duplicado las consultas durante la pandemia provocada por la covid-19, ya que en el primer semestre de 2021, el Servicio de Juventud ha atendido a 516 personas, frente a las 271 de 2020 o las 249 del año 2019.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que este recurso impulsado por el Servicio de Juventud, se encuadra dentro de los objetivos del Plan Joven Municipal y pretende facilitar a las personas de 14 a 30 años un asesoramiento "claro y eficaz" sobre cuestiones relacionadas con sus sentimientos, comportamientos y relaciones.

Además, trata de apoyarles en la construcción saludable de su personalidad y actuar en la prevención de actitudes y comportamientos que puedan derivar en situaciones de riesgo.

Como consecuencia de este aumento de consultas, citas y necesidades, la Junta de Gobierno Local de Vitoria ha aprobado este viernes modificar el contrato, con el objetivo de poder aumentar el número de charlas en los centros escolares durante el próximo curso.

Asimismo, ha destacado que desde 15 de marzo también se aprobó un incremento de horas de atención de la propia asesoría psicológica en un 22,5%, lo que ha permitido reducir la lista de espera "de forma importante".

Durante el mes de marzo 2020, tras la declaración del Estado de Alarma, ya aumentaron las consultas registradas por el servicio. Si se atiende a los datos del año completo, en 2020 se realizaron 1.749 consultas, frente a las 1.274 de 2019 y las 1.239 de 2018.

En el primer semestre de 2021 se ha atendido a 516 personas, frente a las 271 que se atendieron durante el mismo periodo en 2020 o las 249 de 2019.

El consistorio ha explicado que la pandemia ha generado reacciones distintas en la población joven. Según el Servicio de Juventud, han aparecido nuevas demandas entre las que se encuentra el miedo a la muerte y a contagiar, ansiedad e hipocondría, duelos pendientes, dificultades para relacionarse, sentimiento de tristeza y soledad, conflictos intrafamiliares, necesidad de libertad y de distancia respecto al entorno familiar, o rabia e impotencia.

Además, las preocupaciones más habituales que se registran en la Psicoasesoría son los cambios de humor, el desinterés por el presente, la preocupación por el futuro, la ansiedad, los problemas alimentarios, el duelo o la depresión.

Contador

Para leer más