Actualizado 08/08/2009 16:46 CET

La compañía Alquibla Teatro presenta mañana el estreno absoluto de 'Tartufo' en el Festival de Alcántara (Cáceres)

ALCÁNTARA (CÁCERES), 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La compañía Alquibla Teatro presentará mañana domingo, día 9, en el marco del Festival de Teatro Clásico de Alcántara, el estreno absoluto de 'Tartufo', de Moliére, una versión de Cesar Oliva dirigida por Antonio Saura y acompañada por la música de Salvador Martínez.

La representación tendrá lugar a las 23,00 horas en el escenario del Conventual de San Benito, en una noche en la que se celebrará un "doble aniversario", ya que el Festival de Teatro Clásico y Alquibla Teatro celebran con un estreno nacional sus bodas de plata. La compañía celebra este año su XXV aniversario, cuando el Festival de Alcántara cumple su 25 edición.

La compañía Alquibla Teatro, que acude por primera vez al festival alcantarino, presenta el estreno absoluto de Tartufo de Moliere, "uno de los platos fuertes" de la programación del certamen de este año, informó la organización del festival en nota de prensa.

La obra está producida por la compañía murciana en colaboración con el Festival Internacional de Teatro y Danza de San Javier (Murcia), que precisamente cumple este año su cuarenta aniversario.

La obra, "a pesar de su admirable sentido del humor, no oculta un ataque frontal a la manipulación del poder, esta vez por vía de la religión". Explica la organización del festival que en su momento supuso una llamada de atención sobre los peligros que rodeaban a la monarquía absoluta francesa.

La vía del devotismo, del meapilismo, se presentaba "tan sagaz como rotunda". Pero "ahí está la inteligencia del artista", quien "habló para la gente de su tiempo, pero también para situaciones que se repiten y repiten a lo largo de la historia".

En vez del grito fascista de 'Por el Imperio hacia Dios', Tartufo parece decir 'Por Dios hacia el poder y el dinero'. Por eso, "dentro del tono de comedia, su final no puede ser más pesimista". "Es un final feliz, sí, pero la solución viene desde arriba, desde un nuevo deus ex machina invisible, intangible y convencional", añade la organización.