Actualizado 04/10/2010 18:32 CET

Automovilistas alertan de que los usuarios deben actualizar los GPS constantemente y piden que funcionen con voz

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Antonio Lucas, y el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, han señalado, en declaraciones a Europa Press, que los conductores deben actualizar los GPS y piden que funcionen con voz para que, según ha explicado Lucas, el conductor no aparte la mirada de la carretera para comprobar la ruta.

Así, Lucas ha asegurad que estos navegadores son sistemas que permiten minimizar los errores "cuando uno va perdido o indeciso" y, bien utilizado, es una buena herramienta. "Son una ayuda en la conducción y lo más importante es comprobar que las instrucciones corresponden a la situación real del tráfico", ha indicado, en relación al fallecimiento de un ciudadano senegalés como consecuencia de errores en el GPS, que le dirigió al pantano de La Serena, en la localidad de Capilla (Badajoz).

También ha señalado que la comprobación de la instrucciones tiene que ver con la actualización de los mapas, "ya que continuamente se están abriendo nuevas carreteras", y los usuarios no están actualizando los mapas porque tiene "un gran coste".

En este sentido, el director del departamento de asesoría jurídica del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), Eugenio Dobrynine, ha señalado que la responsabilidad en la actualización de los GPS recae, bien en el conductor, una vez que lo compra y no lo actualiza, bien en el fabricante "si no vende estos dispositivos actualizados".

Por su parte, Arnaldo ha afirmado que, si bien estas tecnologías pueden ayudar a los conductores, estos no deben seguirlos "como un dogma de fe" porque, a su juicio, en algunas ocasiones contienen errores, no están actualizados y, además, pueden dirigir a rutas que no son reales. "Hay que saber utilizarlos y no se puede creer que la realidad virtual sustituya a la realidad", ha advertido.

Por otro lado, ambos han afirmado que es necesaria una mayor concienciación por parte de los conductores sobre el uso correcto de los sistemas de navegación. Así, Lucas ha señalado que su situación errónea reduce la visibilidad del conductor y ha recordado que según una encuesta realizada por el RACE, un porcentaje pequeño de conductores lo colocaba en el volante.

Asimismo, Arnaldo considera que se debe explicar que la conducción es una actividad arriesgada que requiere de la "máxima concentración" y que es incompatible con cualquier otra actividad. Por último, los tres han recordado que la vigente Ley de Seguridad Vial penaliza la manipulación del GPS, por parte del conductor, mientras el vehículo está en marcha. "Está considerado como una infracción, al igual que hablar por teléfono, y lleva aparejada una sanción y la retirada de puntos del carné", ha precisado Lucas.