El Ayuntamiento de Mérida apuesta por el turismo religioso como nuevo atractivo para la ciudad

Turismo religioso
AYUNTAMIENTO DE MÉRIDA
Actualizado 29/10/2017 11:38:55 CET

   MÉRIDA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Mérida ha manifestado su apuesta por el turismo religioso como nuevo atractivo turístico para la ciudad y para ello mantiene conversaciones con el Consorcio de la Ciudad Monumental y con el Arzobispado de Mérida-Badajoz para que los templos sean visitables.

   De esta forma, el ayuntamiento de la capital extremeña va a apostar por una nueva fórmula turística que complemente las visitas al Conjunto Arqueológico.

   En nota de prensa, el consistorio ha recordado que Mérida fue protagonista de los orígenes del cristianismo en la península, que hizo de ella la primera gran capital espiritual de la Iglesia hispana y corazón cultural de Hispania en torno a la figura de Santa Eulalia.

   Prueba de ello es el hecho de que la Basílica de Santa Eulalia se está convirtiendo en un "centro de peregrinación religiosa cada día más conocida", no solamente por peregrinos de España sino en otros países del mundo como lo demuestra algunas visitas de los dos últimos meses, ha resaltado.

   Así, el pasado 27 de septiembre llegaron en peregrinación a la Basilia de Santa Eulalia 40 peregrinos de Hong Kong acompañados de dos sacerdotes, celebraron la Eucaristía y visitaron la iglesia.

   Lo mismo hicieron 130 peregrinos de la Archidiócesis de San Diego (EEUU), acompañados de tres sacerdotes, el día pasado 11 de octubre, mientras que el lunes día 30 visitaron 32 peregrinos pertenecientes a una parroquia austriaca, con sus dos sacerdotes.

   Con estas acciones, según ha manifestado el delegado de Turismo, Pedro Blas Vadillo, se pretende conseguir que los templos emeritense puedan ser visitables para que la ciudad pueda llegar a ser "referente del turismo religioso".

   El Ayuntamiento de Mérida también ha mantenido reuniones de asesoramiento con los Cronistas de la Ciudad, José Luis Mosquera Müller y José María Álvarez Martínez.