Caja de Extremadura adquiere el 45% del capital de 'Aquagest Extremadura' perteneciente al grupo catalán Agbar

Actualizado 03/09/2008 16:37:24 CET

CÁCERES, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La entidad Caja de Extremadura, a través de su Corporación Empresarial, adquirió hoy el 45 por ciento del capital social de la sociedad 'Aquagest Extremadura' S.A, recientemente constituida mediante la aportación de activos y pasivos del grupo catalán Agbar, dedicado a la gestión del ciclo integral del agua.

En el acto de la firma del acuerdo estuvieron hoy presentes en Cáceres el director general del grupo Agbar, Ángel Simón y el presidente de Caja de Extremadura, Jesús Medina, quien aseguró que "aunque todavía no está concretado" el dinero que aportará la entidad financiera por la compra de 'Aquagest' se estima en torno a los 8 ó 9 millones de euros.

'Aquagest Extremadura', cuyo domicilio social y fiscal se ha establecido en la capital cacereña, tiene como principales actividades empresariales todas aquellas relacionadas con la gestión del ciclo integral del agua, desde su captación, tratamiento, distribución y devolución al medio natural, hasta su depuración y reutilización.

A fecha de hoy, y según los datos aportados por Medina, esta sociedad gestiona, mediante diferentes formas administrativas, más de 30 concesiones que la vinculan con distintos municipios y mancomunidades de la región, prestando servicios a más de 350.000 extremeños.

ÁREAS DE NEGOCIOS

De sus áreas de negocio más significativas podrían destacarse las poblaciones de Plasencia, Don Benito, Jerez de los Caballeros, Trujillo, Arroyo de la Luz, Casar de Cáceres, Valencia de Alcántara, Fuente del Maestre o Puebla de la Calzada. Y en el ámbito de las mancomunidades de municipios, la del Río Tiétar, Vegas Altas, Hervás, Montehermoso, La Siberia, Alange, Tentudía, Cornalvo, Alcarrache y Lácara Norte.

Para prestar este servicio la sociedad cuenta en la actualidad con una plantilla de 257 trabajadores y la facturación estimada para este ejercicio es de 22 millones de euros, según señaló el director general de Agbar.

Ángel Simón indicó también que la posición preferencial del Grupo Agbar en el mercado de la gestión del agua nacional e internacional permitirá a 'Aquagest Extremadura' beneficiarse de la experiencia tecnológica, estratégica y comercial acumulada en el grupo, pero destacó que en sus negocios también buscan una "presencia local" de las empresas a los ciudadanos a los que prestan servicio.

Por ello, consideró que Caja de Extremadura será "un buen socio" para ayudar al grupo Agbar a establecerse en la región. "Nos gusta que nuestros socios conozcan el terreno", dijo Simón.

EL OBJETIVO ES CÁCERES

En su intervención y preguntado sobre los proyectos de futuro de la sociedad, Jesús Medina no ocultó que el objetivo es "ampliar el número de extremeños a los que prestar el servicio" y se refirió en concreto a Cáceres, cuya gestión del agua la realiza actualmente la empresa madrileña Canal de Isabel II.

Medina apuntó la posibilidad de crear una Unión Temporal de Empresas (UTE) para llevar a cabo este servicio. "Ya tenemos experiencia en este tipo de uniones", sentenció.

El presidente recordó también que el grupo empresarial de Caja de Extremadura está presente en los sectores clave de la economía extremeña a través de su inversión directa en "numerosos e importantes" proyectos empresariales de diferentes áreas estratégicas como la energía, el medioambiente, la agroindustria, las infraestructuras o los servicios.

Mediante esta adquisición del 45% del negocio de la gestión técnica y empresarial del agua del Grupo Agbar en Extremadura, la entidad financiera refuerza de forma decidida "su presencia y compromiso con el desarrollo y el progreso de la región", subrayó Medina, quien destacó que también así se apuesta por proyectos socialmente responsables y de un marcado signo medioambiental.

La unión de Agbar, uno de los mayores operadores nacionales e internacionales de la gestión del agua, junto a la Caja de Extremadura, la mayor entidad financiera de la Comunidad Autónoma, constituye una de las mayores alianzas empresariales creadas en la región para impulsar el desarrollo de la gestión de aguas "con las máximas garantías de calidad y solvencia", aseveró.