César y Cleopatra, de las tablillas romanas a las tablets

Actualizado 23/07/2015 10:48:22 CET
Cesar y Cleopatra
Foto: JERO MORALES

MÉRIDA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Dos generaciones de César y Cleopatra, la de la juventud y la madurez y la eternidad, se dan cita en la actualidad en el mismo espacio, el Teatro Romano de Mérida, para recordar y revisar su historia de amor, e incluso reescribirla en algunos momentos.

   Una Ángela Molina sensual y pizpireta y Emilio Gutiérrez Caba llegan a la actualidad desde la eternidad, en su edad madura y ataviados con una tablet, a través de la que van reviviendo su historia, mientras conviven con sus mismos personajes en la juventud, genialmente interpretados por Lucía Jiménez y Marcial Álvarez.

   Dirigidos por Magüi Mira, 'Cesar & Cleopatra' supone el tercer estreno absoluto del Festival de Teatro Clásico de Mérida, con el que llega al ecuador de su 61 edición, y que mantiene esta obra en cartel hasta el próximo domingo, 26 de julio.

   Comedia salpicada de tragedia, música y rebeldía caracterizan esta obra, cuya dramaturgia firma Emilio Hernández, y que ofrece una nueva versión de la relación de poder y seducción que mantuvieron César y Cleopatra.

   De hecho, a lo largo de la obra, una Cleopatra encarnada en Ángela Molina lamenta la "mala fama" que se ha dado a su figura a lo largo de la historia, que achaca a que los historiadores "son unos misóginos" y "no les interesaba que una mujer llevara la cabeza pensante de un imperio".

   "Enloqueciste a César pero siempre llevando tú las riendas", se jacta Cleopatra, que quiere reescribir las crónicas de las historiadores sobre su figura y la influencia que tuvo en el militar romano.
  
IMPRESIONES TRAS EL ESTRENO

    Tras el estreno de la obra en la noche de este pasado miércoles, su directora, Magüi Mira señaló a los periodistas que la obra "es la vida". "¿Quién no está consigo mismo un ratito en ese duermevela, y quién no piensa que la muerte no es algo que se queda ahí, sino que trasciende?.

   Por su parte, Ángela Molina destacó que "lo más hermoso de todo es el público", ya que si él "no tendríamos ni un ápice de la ilusión y del amor que nos proporcionáis en nuestro trabajo".

   Lucía Jiménez, que se estrenaba sobre el escenario del Teatro Romano de Mérida, aseguró que "ha sido un estreno maravilloso, un sueño hecho realidad estar aquí", y una vez estrenada la obra, "ha sido una sensación como de alivio y de ya poder compartir este momento mágico y único".

   También Emilio Gutiérrez Caba quiso agradecer la respuesta del público y señaló que "es emocionante 2.000 años después, estar haciendo teatro como lo hacían en aquella época", lo que consideró "un honor".

   Finalmente, Marcial Álvarez consideró "un honor inmenso" haber compartido escenario con sus compañeros de reparto, y aseveró que "César  Cleopatra siempre hacen realidad sus sueños".

Para leer más