Condenado a un año y diez meses el autor del robo de la pistola del jefe de la Policía Local de Cáceres

Rafael Mateos, portavoz del Gobierno local de Cáceres
EUROPA PRESS
Actualizado 11/10/2018 13:42:38 CET

CÁCERES, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal nº 2 de Cáceres ha condenado a un año y diez meses de prisión a S.R.S como autor del robo de la pistola del jefe de la Policía Local de Cáceres, un hecho que se produjo el pasado mes de febrero cuando desapareció el arma reglamentaria y un cargador del despacho del inspector.

La sentencia, sobre la que no cabe recurso por ser de conformidad con el condenado, estipula un año y seis meses de prisión por un delito de robo con fuerza mediante escalamiento, así como la medida de seguridad de libertad vigilada con la obligación de someterse a tratamiento de desintoxicación durante un periodo máximo de dos años.

Por el delito de tenencia ilícita de arma corta, se le condena a cuatro meses de prisión, y en cuanto a la responsabilidad civil ha sido condenado a indemnizar al perjudicado con la cantidad en la que se tasen los efectos sustraídos y no recuperados.

El fallo recoge que en este caso concurre la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal, atenuante eximente incompleta por intoxicación por consumo de estupefacientes. El joven se encontraba desde su detención el pasado mes de junio en prisión condicional.

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres y concejal de Policía Local, Rafael Mateos, ha dado a conocer este jueves esta sentencia judicial en la rueda de prensa de la Junta de Gobierno local.

Mateos ha indicado que la pistola sigue sin aparecer. "Está sustraída y perdida", ha subrayado si bien las investigaciones se siguen realizando en coordinación con otras Comisarías del país, "pero, a día de hoy, el arma todavía no ha aparecido".

LOS HECHOS

Cabe recordar que S.R.S, de 33 años de edad, fue detenido a finales de junio por este robo que tuvo lugar en el despacho del inspector Benedicto Cacho, situado en las dependencias policiales junto a la estación de Renfe en la capital cacereña.

La Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones que dieron con la detención de este hombre. Cuando se produjeron los hechos el 25 de febrero, la brigada judicial tomó declaraciones a testigos y trabajadores, se visionaron videograbaciones y se realizaron vigilancias y seguimientos sobre personas de interés policial.

Los investigadores resolvieron que el acceso a la oficina fue mediante escalo a través de una ventana exterior que se encontraba entreabierta, el autor registró el despacho y se llevó la caja fuerte que ocultó en un descampado cercano, siendo al día siguiente cuando logró forzarla y acceder a su contenido.

La investigación se centró sobre un sospechoso conocido de los agentes por actuaciones similares y fue identificado, puesto que existía plena coincidencia entre las características físicas del autor y el sospechoso.

Además del robo en las dependencias de la Policía Local, se le imputa el robo cometido en una guardería de la ciudad, a la que accedió también mediante escalo. Los empleados del centro infantil, del que sustrajo dinero en efectivo, también lo identificaron.