CSIF Extremadura pide a la Junta que "arrime el hombro" para salvar la empresa Galvacolor y evitar el despido colectivo

Benito Román en rueda de prensa en Mérida
EUROPA PRESS
Publicado 17/09/2018 12:10:18CET

   MÉRIDA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato CSIF ha reclamado a la Junta de Extremadura que "no mire para otro lado" en el caso del despido colectivo planteado en la empresa Galvacolor del Grupo Gallardo, sino que "arrime el hombro" y trabaje para salvar la empresa y evitar de esta forma los despidos.

   Así lo ha reclamado el presidente de CSIF Extremadura, Benito Román, en rueda de prensa este lunes en Mérida, en la que ha alertado de la situación que están atravesando las 96 personas que forman la plantilla de Galvacolor, a las que se ha planteado este despido colectivo que afecta a 88 personas, que supone más de 90 por ciento de la plantilla.

   "Son 96 familias que están en vilo de no saber el futuro laboral que les espera", y que afecta a una comarca, la de Jerez de los Caballeros, que "está nerviosa de ver, un año sí y otro también, qué es lo que va a pasar con sus empresas", ha lamentado Benito Román.

   En su intervención, Román ha explicado que CSIF es el sindicato mayoritario en Galvacolor, que en estos momentos está trabajando para "salvar el mayor número de empleos posible", y "en la medida de lo posible, salvar a la empresa".

   Y es que "si somos capaces de salvar a la empresa, vamos a salvar los empleos, ha destacado Benito Román, quien ha considerado que "esto no solamente es una labor de CSIF y de la empresa", sino que también la Junta de Extremadura "tiene que dar un paso al frente" para que "entre todos podamos darle una vuelta para que esas 96 familias podamos dar un mensaje de tranquilidad".

NUEVA REUNIÓN, ESTE MARTES

   El presidente de CSIF ha avanzado que este martes se celebra una nueva región entre empresa y sindicatos de Galvacolor para abordar la situación por la que está atravesando la empresa ante este anuncio de despido colectivo.

   Una reunión en la que CSIF va a "defender los derechos adquiridos por todos y cada uno de los trabajadores" de Galvacolor, y además, si al final se producen esos despidos, "que se puedan reubicar de forma voluntaria a cada unos de los trabajadores en el Grupo Gallardo", ha destacado.

   Además, Benito Román ha anunciado que los 96 trabajadores de la empresa Galvacolor tienen a su disposición la asesoría jurídica de CSIF de forma gratuita.

   "Unas medidas excepcionales que son las que se tienen que poner encima de la mesa", ha señalado el presidente regional de CSIF, quien ha avanzado que el sindicato va "a seguir trabajando en la línea de salvar esos puestos de trabajo, pero también de salvar a la empresa".

   En ese sentido, Román ha reiterado su llamamiento a la Junta de Extremadura para que "no mire para otro lado" en este asunto, en el que el Ejecutivo regional "no puede tener solamente palabras bonitas", sino que "tiene que arrimar el hombro para que esta empresa siga funcionando, y se siga manteniendo el mayor número de empleos posible".

   "No nos vale mirar para otro lado", ha reiterado Román, quien ha urgido la necesidad de "salvar a la empresa", para lo que ha defendido que "es el momento" de "modificar el tejido productivo" de la región, para poner en marcha un modelo que "gobierne quien gobierne, lo que hagamos no sea pan para hoy y hambre para mañana".

   Por todo ello, Benito Román ha confiado en que "entre todos" se pueda acordar "un cambio de la política de modelo productivo donde los planes que se aborden sean el futuro" de las próximas generaciones, para que "no tengan que emigrar para buscarse la vida fuera" de la comunidad.

    "No es de recibo el tejido industrial que estamos teniendo en Extremadura, cuando una de nuestras empresas punteras vemos la situación que está atravesando", ha concluido.