Actualizado 25/05/2016 14:03 CET

Delegación y Junta abordan los mecanismos para bajar los robos en el campo

   Mantendrán nuevas reuniones en fechas próximas para seguir concretando los nuevos avances en esta materia

   BADAJOZ, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han mantenido un encuentro en la mañana de este miércoles para establecer los mecanismos de control necesarios para reducir los robos en el campo durante la próxima campaña.

   Durante la reunión celebrada en la Delegación del Gobierno en la capital pacense y en la que han participado, además, la Guardia Civil y la Policía Nacional, la delegada del Gobierno y el presidente de la Junta "han dejado patente que los robos en el campo constituyen una de las mayores preocupaciones de ambas instituciones en estos momentos".

   Por ello, con este encuentro han pretendido "dar continuidad" a las anteriores reuniones celebradas hace unos meses, en las que se acordó abordar la regulación de la situación, estableciendo sistemas de control de la compra-venta de los productos procedentes del campo, que son, mayoritariamente, uva y aceituna, informa la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

SITUACIÓN ACTUAL Y MEDIDAS

   Las mismas fuentes han concretado que en la jornada de este miércoles se ha estudiado la situación actual y las medidas que cada administración "puede tomar" y que, en este sentido, "se ha acordado, principalmente, la inminente publicación de un decreto en el que se viene trabajando de manera conjunta".

   Con el mismo se espera dotar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de los instrumentos necesarios para poder controlar de una manera "más efectiva" la trazabilidad de los frutos.

   También se ha acordado mantener nuevos encuentros con la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (Fempex) y organizaciones agrarias para establecer "determinados acuerdos" con todos ellos, con el objetivo de que "todas las instituciones implicadas puedan trabajar en un mismo sentido", dado que "se pretende evitar que se repitan incidentes que ocurrieron en determinados momentos de la campaña pasada".

   La delegada del Gobierno y el presidente de la Junta han manifestado que el objetivo principal de todos estos encuentros es defender los intereses del sector agrícola, un sector que ambos reconocen como "fundamental" en la comunidad autónoma.

   Del mismo modo, han considerado "primordial garantizar la seguridad en los campos extremeños, evitando aquellas conductas delictivas que perjudican al sector y preocupan a la sociedad".

   "Para Extremadura es fundamental que los agricultores se sientan siempre protegidos por las administraciones porque de ellos depende en gran medida nuestra economía y nuestra propia identidad", ha señalado Cristina Herrera.