Detenida una mujer en Badajoz por robar un pendiente a otra mediante el 'abrazo del timador'

Actualizado 09/05/2013 15:08:27 CET

BADAJOZ, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido este miércoles a una joven de 23 años y de nacionalidad venezolana, acusada de robar un pendiente a otra mujer en Badajoz mediante el método conocido como el 'abrazo del timador'.

Los hechos ocurrieron el pasado día 20 de marzo, cuando la víctima paseaba tranquilamente por la avenida Juan Sebastián Elcano de Badajoz, junto a su marido, cuando "fue abordada por la espalda por una mujer joven, que le abrazó, le tapó los ojos e incluso hizo un guiño a su marido", todo ello "en actitud sonriente" por lo que las víctimas pensaron que se trataba de una broma.

Acto seguido la mujer soltó a la víctima, que sintió un pequeño tirón de la oreja, y huyó corriendo de lugar, momento en el que la mujer se dió cuenta de que le había sustraído uno de sus pendientes, por lo que avisó al marido, que salió corriendo tras la agresora pero la perdió de vista al girar en dirección a la Calle Maya.

Tras realizar la correspondiente denuncia por los hechos relatados, se realizaron las gestiones pertinentes para el total esclarecimiento de los hechos.

La víctimó llegó a identificar plenamente a la autora de la sustracción, que fue detenida, y el pendiente robado fue recuperado en un casa de compra-venta de joyas.

La detenida es una mujer de 23 años de edad, sin antecedentes penales, la cual sido puesta a disposición judicial acusada de un robo con fuerza.

EL 'ABRAZO TIMADOR'

Ante este hecho, la Policía Nacional ha advertido de que, en otras localidades, se han detectado robos con violencia o intimidación o hurtos de joyas y dinero siguiendo un similar modo de proceder, "con abrazos y efusivas muestras de cariño para engañar a las víctimas", normalmente personas de avanzada edad, habitualmente mujeres, que acostumbran a llevar piezas de joyería.

En otras ocasiones los timadores, "entablan una amable conversación con la que se persiguen ganarse la confianza de la víctima elegida" y con la excusa de colocar bien el pañuelo que porta la señora en el cuello o algún complementos de la ropa, sustraen la gargantilla, pendiente, broche o cualquier otra joya que porte la víctima, ya sea al descuido, ya sea con un pequeño tirón.

Otras veces los timadores solicitan a la víctima una firma a favor de alguna causa, o le preguntan por una dirección, y "cuando la víctima colabora, el timador intenta besarla o abrazarla en agradecimiento por ese acto, momento en que aprovechan para cometer el delito".

Si lo que se pretende es hurtar el dinero de la cartera, generalmente a los hombres, los timadores solicitan la comprobación del DNI del firmante, alerta la Policía Nacional.