Detenidos dos jóvenes en Cáceres por gastar 810 euros con las tarjetas de crédito de otra persona

Tarjeta de crédito, en una imagen de archivo.
POR FOSFORIX FLICKR CC - Archivo
Actualizado 24/10/2018 12:54:13 CET

   CÁCERES, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Cáceres han detenido a dos jóvenes de 20 años acusados de un delito de estafa continuada por presuntamente realizar 15 compras por un importe total de 810 euros utilizando para ello las tarjetas bancarias de otra persona, cuyos datos habían obtenido de forma ilícita.

   El propietario de las tarjetas bancarias interpuso una denuncia el pasado 5 de octubre en la cual manifestaba que se habían realizado varios cargos que no reconocía como propios, aportando la documentación sobre dichas operaciones.

   Los investigadores adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada de Policía Judicial de Cáceres llevaron a cabo diversas gestiones para el esclarecimiento de los hechos, como analizar los datos bancarios y el modus operandi, dando como resultado la plena identificación de los autores y su detención el pasado día 22 por de un delito de estafa continuada.

   Los detenidos habían obtenido los datos de manera "ilícita", accediendo al vehículo de la víctima y copiando los datos de las tarjetas que allí se hallaban y haciendo uso de los mismos en un período de doce días, según indica la Policía Nacional en una nota de prensa.

   En este periodo, los autores realizaron un total de 15 cargos fraudulentos con las tarjetas de la víctima, entre ellos pedidos de comida a domicilio, recargas de operadores de telefonía móvil y otros gastos en páginas webs.

   Los detenidos, dos varones de 20 años de edad que cuentan con antecedentes, han sido ya puestos a disposición de la Autoridad Judicial tras la tramitación del correspondiente atestado.

   Ante este caso, la Policía Nacional recomienda no perder de vista la tarjeta bancaria cuando se vaya a realizar un pago y, para evitar que esta sea clonada, se debe comprobar los cajeros en los que sea insertada.

   Asimismo, recuerda que las entidades bancarias "nunca" solicitan datos confidenciales ni claves en las operaciones por correo electrónico, así como aconseja, al realizar compras por internet, asegurarse de que se trata de una empresa conocida cuya dirección web comience además por "https", lo cual significa que cumple el protocolo de comunicación para la transferencia segura de datos.

   También recomienda modificar periódicamente las claves de la tarjeta y revisar con frecuencia las operaciones realizadas, así como activar el servicio de alertas del banco, con el fin de recibir un mensaje de texto cada vez que realice una operación superior al importe elegido.