Publicado 21/06/2020 11:20:55 +02:00CET

Empresarios del norte de Cáceres abogan por redirigir fondos públicos al control de piscinas naturales para que abran

Piscina natural del Valle del Jerte
Piscina natural del Valle del Jerte - OFICINA DE TURISMO DEL VALLE DEL JERTE - Archivo

   MÉRIDA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La asociación Turismo Norte de Extremadura, que engloba a 150 empresarios del sector, han planteado una serie de medidas encaminadas a que los alcaldes de la zona que han decidido no abrir sus piscinas naturales y gargantas al baño este verano como medida de prevención ante el coronavirus reconsideren su decisión.

   Un cierre que conllevaría consecuencias "muy graves" para la economía no solo de las empresas turísticas sino para los pueblos, que ya se están viendo reflejadas ante la anulación de reservas y pérdida de clientes en los últimos días tras el anuncio de los alcaldes de no abrir sus piscinas naturales. "Del verano estrella que todos pensábamos pasaremos a estrellados", señala la asociación en una nota de prensa

   Entre las soluciones que plantea para controlar el aforo de las piscinas naturales, proponen que el Plan Reactiva de Diputación de Cáceres que financia la contratación de trabajadores para la limpieza de establecimientos rurales se utilice adecuadamente.

   En este sentido, los propietarios de estos alojamientos señalan que no necesitan estas desinfecciones o limpiezas, por lo que las ofrecen para las piscinas.

   Por otro lado, que los trabajadores del antiguo PER se dediquen a limpiar las áreas de las piscinas y su entorno, y que el plan de la Junta de Extremadura sobre el personal que se va a emplear en los municipios se use para el control de aparcamientos o piscinas, así como que una parte de los fondos destinados por la Administración regional a las mancomunidades de municipios también se destinen a este fin.

   Igualmente, que los vigilantes de seguridad que la Junta tiene este verano "para edificios cerrados o sin uso actualmente" tengan también como destino estas áreas, y que parte de los recursos que utilizan las Administraciones para hacer "grandes campañas de publicidad" se redirijan a ayudar a los alcaldes y alcaldesas en sus necesidades con éstas áreas.

   Por último, la Asociación Turismo Norte Extremadura, que no se encuentra entre las beneficiarias de los 10.000 euros de la Diputación de Cáceres para Campañas Promocionales, estaría dispuesta, si la institución provincial reconsiderase su postura a "donar este dinero para el control de aforo de las piscinas del Norte de Extremadura".

   Por otro lado, proponen que mejore la coordinación entre las diferentes administraciones, diputación, Junta y Confederaciones Hidrográficas, es decir, las "potentes", con las que menos recursos tienen, como las mancomunidades, ayuntamientos y Grupos de Acción Local.

   También piden que se escuche a las asociaciones de empresarios y autónomos y se cuente con estas organizaciones para "entender su postura, que son las que crean empleo y de las que viven muchas familias en los pueblos y desde luego las que luchan contra la despoblación".

   Igualmente piden comprensión ante la imposibilidad de muchos alcaldes de no poder abrir las piscinas por falta de recursos económicos, al igual que alaban a aquellos regidores que vayan a abrir las piscinas destinando para ello fondos propios.

   Además, piden a los vecinos de estos pueblos que no vean en los turistas una "amenaza", sino una "esperanza que da luz y vida a los municipios".

Contador

Para leer más