Actualizado 13/01/2012 14:47 CET

Extremadura pondrá en marcha un proyecto piloto de teletrabajo en la administración pública

Teniente
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Extremadura pondrá en marcha un proyecto piloto de teletrabajo en el seno de la administración pública que se aplicará en aquellos perfiles de trabajo que estipulen unas auditorías de personal que va a realizar la Inspección General de Servicios de la Junta.

Las primeras consejerías en aplicar "en forma de prueba, piloto" dicha medida serán "en principio las más pequeñas", ha explicado el consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla, quien ha añadido que el objetivo es "ver si se pueden alcanzar los objetivos sin que en ningún caso se desmerezca la atención a los ciudadanos y por tanto la calidad de los servicios".

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, el consejero ha señalado que una vez determinados los posibles perfiles laborales que pudieran ser desempeñados mediante la fórmula del teletrabajo, dicha medida podría ser aplicada "de manera voluntaria" entre los empleados públicos "que así lo deseen y estén dentro del área de trabajo que tenga las características" estipuladas.

En este sentido, ha avanzado que ya se "observa" desde la Administración regional que "hay desempeño de funciones estrictamente mecánicas que sería igual desarrollarlas en Mérida, Cáceres, Badajoz o incluso en casa".

Por tanto, "lo que se tratará es de que en aquellas áreas en las que se puedan desarrollar trabajos mecánicos y que hoy la evolución de la ciencia y la técnica ha permitido que se pueda controlar perfectamente el rendimiento del trabajador, obviamente de manera voluntaria para aquellos trabajadores públicos que así lo deseen y estén dentro del área de trabajo que tenga esas características, ese perfil, por supuesto puedan desarrollar el trabajo incluso desde su casa", ha dicho.

JORNADA LABORAL

De igual modo, sobre una posible ampliación de la jornada laboral de los empleados de la administración pública extremeña, el consejero ha indicado que el Gobierno regional está "analizando" la "repercusión" y "en qué sentido, positivo o también los elementos que a lo mejor no son tan positivos puede tener la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas".

Ha añadido también que "una vez se tenga el juicio suficiente, el criterio asentado y los argumentos necesarios para poder plantear (dicha medida) se plantearía en su caso ante el órgano o la sede adecuada, que es la Mesa de Función Pública", en la que ha recordado "están ya representados por supuesto los sindicatos".