Extremadura ha registrado 27 terremotos la última década

Actualizado 26/07/2015 12:47:46 CET

   El de mayor magnitud registrado en la región fue de 4,4 en Feria en 2006, y el de mayor intensidad (VI sobre XII) en Olivenza en 1857

   MÉRIDA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El pequeño temblor sentido este pasado sábado por los vecinos de Mérida y algunas localidades cercanas es un fenómeno que se ha repetido hasta en 27 ocasiones en la comunidad autónoma extremeña en los diez últimos años, y en la mayoría de las ocasiones (15), con una intensidad mayor.

   El pequeño terremoto cuyo epicentro se localizaba al sur de la capital extremeña, y a 2.000 metros de profundidad, fue de magnitud 2,4 en la escala de Richter, con intensidad II, en una escala del I al XII, teniendo en cuenta que el I ni siquiera es sentido, y el XII presenta los efectos máximos concebidos de destrucción provocados por un terremoto.

   En concreto, según las definiciones del Instituto Geográfico Nacional (IGN), el nivel II se utiliza para temblores apenas sentidos y no tiene efectos ni en personas, ni en objetos ni edificios. En cuanto a su magnitud, en España solo durante el año 2014 se produjeron 633 temblores de entre 2,1 y 3, y se calcula que se produce uno de características similares en el territorio español cada 15 horas.

   El Instituto Geográfico Nacional tiene registrados en sus bases de datos un total de 77 terremotos en Extremadura, siendo el de mayor magnitud, 4,4, el registrado en Feria (Badajoz) el 22 de enero de 2006, con intensidad V, catalogado como fuerte, llegando a provocar pequeños daños en los edificios más vulnerables, y apreciado por la mayoría de las personas que notan el bamboleo de objetos.

   Sin embargo, hay otro terremoto registrado cuya intensidad fue mayor a éste, alcanzando el nivel VI (levemente dañino), precisamente el primero de cuantos hay constancia en la región, registrado en Olivenza (Badajoz) el 13 de abril de 1857, del cual no está datada su magnitud.

   A modo comparativo, el terremoto registrado en la localidad murciana de Lorca en 2011, el último de los más graves ocurridos en España, fue de magnitud 5,1 e intensidad VII. Provocó daños estructurales graves en el 5 por ciento de los edificios de la localidad y daño estructural moderado en el 13 por ciento. Murieron 9 personas.

   De los datos registrados en el IGN, destaca que este año 2015 está siendo especialmente activo en cuanto a movimientos sísmicos se refiere en la provincia de Badajoz, puesto que con el de Mérida ya son cuatro los terremotos de pequeña magnitud registrados, tras los ocurridos en Barcarrota el 15 de enero, de magnitud 2,9 e intensidad II-III; y dos consecutivos el día 7 de febrero en La Albuera, de 2,4 y de 2,2, respectivamente, y ambos de intensidad similar al de Mérida. Desde el año 2007, con seis temblores, no se registraban tanto movimiento sísmico en un mismo año en esta provincia.

   En el caso de Cáceres, donde solo hay registrados 16 de los 77 terremotos de la región (el primero data de 1997), el último tuvo lugar en Santibáñez el Alto, el 19 de octubre de 2014, con magnitud 2,5 e intensidad III. El temblor más fuerte registrado en esta provincia se localizó en Membrío en diciembre de 2005, con magnitud 3,6 e intensidad IV.

Para leer más