Feafes-Cáceres reivindica una unidad de intervención infanto-juvenil aprovechando los traslados de los hospitales

Publicado 09/10/2018 13:36:19CET

CÁCERES, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Familiares y Enfermos Mentales (Feafes) de Cáceres, María del Mar Moreno, ha reivindicado que, aprovechando la remodelación de los servicios sanitarios con la próxima apertura del nuevo hospital de la capital cacereña, se cree una unidad de intervención infanto-juvenil para tratar los problemas de salud mental de este tramo de la población.

En esta unidad se daría asistencia a niños y jóvenes no solo con problemas específicos de salud mental, sino también con trastornos alimentarios, adicciones a nuevas tecnologías, a aquellos que sufren acoso escolar o a los que conviven con familias en las que haya casos de violencia de género y que pueden desarrollar problemas de salud mental en un momento dado.

De hecho, según los datos aportados por el gerente de Feafes-Cáceres, José Félix Miñambres, el 70% de los problemas mentales se producen antes de los 18 años y se calcula que, en un aula de Educación Primaria con unos 25 alumnos, pueden haber "dos o tres" niños que tengan asociado algún tipo de patología de salud mental. "Se trata de un índice muy importante que puede acabar generando problemas que lleven al suicido en algunos casos", ha advertido.

Esta unidad sanitaria no existe en la ciudad de forma específica y la atención se presta en la de intervención rápida que existe en el Hospital Nuestra Señora de la Montaña, la cual se trasladará al Hospital San Pedro de Alcántara. Es ahí, donde las asociaciones piden que se adecue un ala para esta unidad infato-juvenil o que se cree una nueva en el Hospital Universitario de Cáceres que abrirá sus puertas a principios de año.

"Con el traslado del hospital estamos pelando por una unidad de intervención infanto-juvenil... porque lo que tenemos ahora mismo en el Hospital Nuestra Señora de la Montaña es antiguo y obsoleto", ya que se trata en el mismo espacio a un adulto con un problema "grave" que a un niño con un caso puntual, ha manifestado Moreno en declaraciones a los medios antes de participar en un acto en la Diputación de Cáceres con motivo del Día Mundial de la Salud Mental.

PERSONAS MAYORES

Además de esta atención a la población más joven, otro de los "problemas" con los que se enfrentan las asociaciones es la atención a las personas mayores porque el centro asistencial de Feafes en Cáceres "no está preparado para atender la dualidad de salud mental y plazas para personas dependientes", ha explicado.

"Vamos a hacerle una serie de ofertas a las distintas fuerzas políticas para crear un sistema intermedio que no sea la residencia de ancianos como tal sino que haya un centro intermedio que se pueda atender a estas personas", añade Moreno, quien también pide un Centro de Día para enfermos de salud mental, aunque no tiene que ser exclusivo para estas personas ya que Feafes aboga por "compartir recursos".

De hecho, un piso de "respiro familiar" que Feafes tiene en la localidad de Baños de Montemayor se ha utilizado como vivienda de emergencia social para víctimas de violencia de género. "Pretendemos crear redes de colaboración porque la salud mental nos afecta a todos", ha subrayado Moreno.

Este año, el Día Mundial de la Salud Mental quiere incidir en la importancia de la inclusión y la educación porque "es la base para avanzar y tener conocimiento de cómo prevenir futuros problemas de salud mental", ha incidido Moreno.

Según los datos aportados, tres de cada cuatro personas en algún momento de su vida tendrán un problema de salud mental, no solo trastornos graves y diagnosticados, sino depresión, ansiedad, etc. "Tenemos que concienciar a la sociedad de que todos debemos cuidar nuestra salud mental porque nos hará mucho más abiertos y receptivos a los cambios de la sociedad", ha concluido.

Contador