9 de abril de 2020
 
Actualizado 20/02/2020 8:29:45 +00:00 CET

La interprofesional exige a American Tobacco que vuelva a comprar hoja de tabaco en España

Cultivo de tabaco en el norte de Cáceres
Cultivo de tabaco en el norte de Cáceres - JUNTA DE EXTREMADURA - Archivo

MÉRIDA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva de la Organización interprofesional del tabaco de España (OITAB) ha acordado por unanimidad dirigirse a los responsables de British American Tobacco para que reanuden las compras de hoja de tabaco español, tras dos años en los que "no ha comprado ni un solo kilo" en este país.

La interprofesional solicita a la multinacional que vuelva a comprar tabaco español "por su calidad" y sistema de producción "sostenible" como contraprestación a las "importantes ventas de sus labores de tabaco" en el país, que se cifran en 265 millones de cajetillas y mil millones de facturación al año. Cabe recordar que esta compañía comercializa marcas como Lucky Strike, Rothmans y Pall Mall, entre otras.

La OITAB integra a la Federación Nacional de Cultivadores de Tabaco (Asaja), Cooperativas Agro-alimentarias, la Asociación Provincial de Cultivadores de Tabaco de Granada, UPA y la Asociación Nacional de Empresas Transformadoras de Tabaco (ANETAB), que integra a su vez a Cetarsa, Deltafina y Agroexpansión.

En una nota de prensa, subraya que el cultivo y la primera transformación de tabaco tienen una "gran importancia económica y social" en las zonas rurales productoras, y en particular, en las comarcas del norte de la provincia de Cáceres. En sus poblaciones existe una "gran dependencia" de estas actividades, las cuales contribuyen a "mantener vivos" los núcleos rurales y al desarrollo de una economía "integradora y sostenible".

Más de 1.500 explotaciones tabaqueras en España producen en torno a 29 millones de kilos de tabaco, de los cuales el 95% se localiza en Extremadura. Además, muchas pequeñas empresas auxiliares y autónomos trabajan de forma indirecta en el sector.

Por otro lado las empresas de primera transformación, con dos fábricas y ocho centros de recepción y almacenamiento de tabaco, dan empleo directo a más de 400 trabajadores. Las actividades de cultivo y primera transformación de tabaco "contribuyen de manera esencial a la fijación de la población en las comarcas tabaqueras".

Así, el "elevado" número de empleos directos e indirectos en el sector, en torno a 17.000- hace que "muchos ciudadanos e instituciones se preocupen por su futuro, dado que no existen cultivos alternativos que generen el mismo nivel de empleo".

Si en los últimos meses el sector ha mostrado su preocupación por el incremento de los costes de producción y la futura reforma de la PAC, ahora aparece "un nuevo problema" ante la "negativa" de la primera manufacturera tabaquera mundial, British American Tobacco (BAT), a comprar tabaco español, y por tanto, a tener un "mínimo compromiso con la sostenibilidad de las zonas productoras, poniendo en riesgo empleos y pudiendo provocar el abandono del medio rural".

Según la OITAB, cuatro grandes grupos manufactureros multinacionales dominan el mercado del tabaco mundial: Philip Morris, Japan Tobacco International, Imperial Brands y BAT. Las tres primeras mantienen un "importante compromiso" con la sostenibilidad de la producción española de hoja. Sin embargo, BAT, en los dos últimos años "no ha comprado un solo kilo del tabaco español".

En 2019 tuvo en España una cuota de mercado próxima al 12 por ciento, vendió 265 millones de cajetillas superando los mil millones de euros de facturación. Sin embargo, de manera "reiterada" ha manifestado su "desinterés y falta de compromiso" con la producción extremeña de hoja de tabaco.

Su participación en la compra de hoja española es "fundamental" para la sostenibilidad del sector, y para garantizar la actual actividad socioeconómica de las comarcas tabaqueras. Por todo ello, reclaman a la multinacional que reanude la compra de tabaco español.

Para leer más