Actualizado 27/05/2010 19:20 CET

La localidad de Olivenza (Badajoz) recuperará el nombre de sus calles en portugués

Ejemplo De Una De Las Calles De Ollvenza
ALÉM GUADIANA

OLIVENZA (BADAJOZ), 27 May. (EUROPA PRESS) -

La localidad pacense de Olivenza recuperará el nombre de sus calles en portugués, una iniciativa presentada ante las instituciones políticas municipales por parte de la asociación cultural 'Além Guadiana' que rescatará las denominaciones de las 'ruas' (calles), 'becos' (callejas) y 'calçadas' (calzadas).

El proyecto presentado por 'Além Guadiana', junto con otras propuestas destinadas a la valorización de la lengua y la cultura portuguesa, contempla la adición de los antiguos nombres en sus calles manteniendo la misma tipología y estética en las placas, informó el colectivo en un comunicado de prensa.

La toponimia urbana oliventina será presentada el próximo 12 de junio en el municipio en un acto simbólico en el que también se hará entrega de una edición de folletos turísticos bilingües.

Se trata de una iniciativa que busca promocionar la "rica herencia cultural oliventina" y su toponimia, contribuyendo a "atestiguar la historia compartida de este municipio y a hacerla visible en cada rincón intramuros", destacó el colectivo.

Cabe recordar, informó el comunicado, que la "mayor parte" de la toponimia de la localidad fue sustituida o modificada en la primera mitad del siglo XX, si bien algunos de los nombres siguen siendo utilizados por la población a pesar de las alteraciones, como son los casos de la calle de la 'Rala', de la 'Piedra', o de la 'Carrera', etc.

"Los antiguos nombres de las 'ruas' nos hablan del pasado portugués de la 'vila', como popularmente se conoce a la ciudad, desvelando aspectos diversos, a menudo desconocidos, de su historia", destacó la asociación, que informó de que la mayoría de los nombres portugueses proceden de la Edad Media y hacían alusión a personas ilustres, antiguos gremios de artesanos, santos objeto de la devoción popular o a la fisonomía de las calles.

"Los nombres ancestrales de sus espacios públicos conforman una ventana que invita a asomarse y a explorar en la apasionante historia de Olivenza", según 'Além Guadiana', que expresó que las calles expresados "en su originaria lengua portuguesa, constituyen el vivo testimonio de una ciudad donde se respiran dos culturas", al tiempo que "son un vehículo que anima a que los más jóvenes" a mantener la lengua que "aún hablan las personas mayores".