Publicado 03/08/2021 14:52CET

Monago sostiene que la "cumbre bilateral" Estado-Cataluña "rompe el principio de solidaridad interterritorial"

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago
El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago - PP DE EXTREMADURA

   MÉRIDA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado que la "cumbre bilateral" Estado-Cataluña de este pasado lunes "rompe el principio de solidaridad interterritorial" recogido en la Constitución.

   Para Monago, esta reunión es una "vergüenza" que deja claro que los fondos europeos que necesitan las regiones para salir de la peor crisis de su historia "se lo están repartiendo Sánchez y Aragonés en una mesa camilla mientras Vara aplaude y calla".

   Asimismo, el líder 'popular' ha manifestado que el último encuentro de Sánchez con el gobierno independentista de Cataluña no busca la "consolidación del Estado de Derecho, sino la consolidación de los privilegios del independentismo y que el presidente pase por caja para pagar los peajes que le mantienen en Moncloa".

   De esta forma, Monago ha considerado que, atendiendo a pretensiones como el traspaso de 56 competencias y "regando sistemáticamente de dinero para infraestructuras sólo a una parte del país Sánchez no hace más España".

   Asimismo, ha celebrado que Europa dé la razón al PP respaldando a los alcaldes que protestaban "legítimamente" para recibir más financiación. En este sentido, el líder del PP ha apuntado que Sánchez intenta "robarles la cartera" a los alcaldes en la peor de las crisis y, por ello, la Comisión Europea le ha dado un "merecido varapalo".

   Así, se ha referido a que la presidenta, Ursula Von der Leyen, ha respondido al escrito que los alcaldes del PP le enviaron pidiendo que a los ayuntamientos llegue el 14 por ciento de las ayudas y no el "ínfimo" 4,2 por ciento que plantea Sánchez.

   Von der Leyen ha defendido que las regiones y los municipios son "clave" para las reformas y las inversiones, algo que según Monago choca con el "abuso" que Sánchez "está imponiendo en el reparto de fondos".

   Además, el presidente Monago ha criticado que la bilateralidad que "tanto busca Sánchez con los presidentes catalanes debería ser motivo de indignación del presidente de la Junta".

   Aunque ha señalado que Vara no dirá nada porque "tiene miedo a que "le hagan un Ábalos", porque incluso siendo un "entusiasta del sanchismo teme verse fuera de los planes del PSOE".

   En esta línea, para Monago, si alguna región tiene motivos para exigir cumbres donde se reparten inversiones y dinero de Europa para desarrollar el territorio, esa región es Extremadura, ha destacado el PP de Extremadura en nota de prensa.

BATERÍA DE PREGUNTAS EN EL SENADO

   Asimismo, Monago ha subrayado que si Vara "no esta dispuesto" a defender a los extremeños, el PP sí va a seguir "dando la cara como única fuerza política capaz de hacer una oposición real, pero también leal" a los principios constitucionales que se están "dañando", como la solidaridad y la cohesión interterritorial.

   Por ello, José Antonio Monago ha anunciado una batería de preguntas en el Senado con las que profundizará en las "nefastas consecuencias" de esta última "cumbre bilateral Estado-Cataluña".

   Entre los asuntos concretos que abordará en la Cámara Alta, el líder del PP ha destacado que preguntará cuántas cumbres bilaterales y en qué fechas se han producido entre el Gobierno de España y Extremadura y si existen o no -a juicio del Gobierno- "razones de peso para que celebre un encuentro de este tipo con la región".

   Asimismo, abordará los "incumplimientos" del tren preguntando al Gobierno si las carencias ferroviarias de Extremadura deberían ser abordadas en una cumbre bilateral similar a la celebrada con Cataluña.

   El líder del PP extremeño ha avanzado además que preguntará al Ejecutivo de Sánchez si cree "adecuado para la consolidación del Estado de Derecho" que el Gobierno atienda el traspaso de 56 competencias a Cataluña, y si cediendo en "materias cruciales" como la Seguridad Social, el control de datos personales y ficheros privados o la gestión de las dársenas deportivas y pesqueras y de los puertos de interés general como pide el Gobierno de Cataluña "es hacer más o menos España".