La segunda fase del Hospital de Cáceres y el de Don Benito-Villanueva podrán contar con fondos europeos, avanza Vara

Publicado 09/10/2019 13:49:09CET
El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, atiende a los medios en el Parlamento Europeo
El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, atiende a los medios en el Parlamento Europeo - EUROPA PRESS

   El presidente de la Junta considera que "Europa tendrá que intervenir" con ayudas a los sectores afectados por los aranceles

    BRUSELAS/ MÉRIDA, 9 Oct. (De la enviada especial de Europa Press, Raquel Corcho) -

   La construcción de la segunda fase del Hospital de Cáceres y la del Hospital de Don Benito-Villanueva podrán contar con fondos comunitarios, según ha avanzado este miércoles el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante la segunda jornada de trabajo que mantiene en Bruselas.

   "De las conversaciones me llevo la conclusión despejada de que vamos a poder hacer uso de los fondos comunitarios, tanto de lo que queda por gastar de este periodo como del que empezaría a partir de 2021", con el objetivo de desarrollar, ha señalado, "lo que nos falta en infraestructuras sanitarias" como la segunda fase del Hospital de Cáceres y el Hospital de Don Benito-Villanueva.

   Por ese motivo, "lo que vamos a hacer de aquí a enero es elaborar un calendario para poderlo cumplir bien", ya que en su opinión, "hay que ser muy exigentes en el cumplimiento de los calendarios para adaptarlos a esos periodos", ha señalado Fernández Vara a preguntas de los periodistas este miércoles en Bruselas.

   En su intervención, Fernández Vara ha señalado que de sus dos jornadas de trabajo en Bruselas ha concluido que "va a haber que venir mucho en el próximo año que empieza desde hoy mismo", ya que "va a ser un año de una enorme actividad, hay muchísimas cosas por hacer y por decidir, y que tienen un impacto enorme en el futuro", ya que "al final todo aquello que aquí se habla tiene que ver con la vida de las personas".

   Según ha destacado, "parece claro que vamos a un marco financiero que va a tardar todavía en ser decidido", ya que según ha calculado, "no será antes de la mitad del año que viene, muy probablemente en el segundo semestre", por lo que "nos vamos casi a finales de 2020 sin tener claro cuál va a ser el marco para el siguiente periodo".

   Por este motivo, se va a producir "un solapamiento del programa anterior con el nuevo, que habrá que ver desde el punto de vista presupuestario cómo lo gestionamos en los territorios", tras lo que ha resaltado que el nuevo marco financiero va a contar con "tres patas", que será la PAC, la cohesión y la innovación.

"MÁS COSAS CON EL MISMO DINERO"

   "Me da la sensación de que Europa quiere hacer más cosas pero con el mismo dinero", ha señalado el dirigente socialista extremeño, quien ha instado a "ser conscientes de que Europa sea cada vez más Europa, e incorpore nuevos elementos", pero ha avisado de que "los guarros, gordos y baratos, no pueden ser".

    "Hacer más cosas con el mismo dinero es imposible", ha reafirmado el presidente extremeño, quien ha abogado por que el incremento del presupuesto comunitario "esté más cerca del 1,30 por ciento que del 1, para que las nuevas políticas no vayan en detrimento de las que ya estaban".

   Unas políticas que "tienen que ver todavía con conseguir una gran cohesión en Europa", ha señalado Fernández Vara, quien ha abogado que la "base fundamental es hacer una Europa más justa y más digna", para lo cual "hay que eliminar las brechas, luchar contra las injusticias y reparar el daño que la crisis ha causado".

   Por todo ello, desde Extremadura estarán "en los próximos meses trabajando para poder colaborar, construir y poner la voz" de la comunidad y la reivindicación, junto con el resto de España "en este periodo que entramos, que creo que no va a ser inferior a un año, en el que se van a tener que tomar muchas decisiones que nos van a afectar de manera muy directa", ha resaltado Fernández Vara.

INTERVENIR ANTE LOS ARANCELES

   Cabe destacar que durante sus dos jornadas de trabajo en Bruselas, Fernández Vara se ha reunido con el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz; la embajadora de España en Bélgica, Beatriz Larrotcha, o con el embajador representante Permanente de España ante la Unión Europea, Pablo García-Berdoy.

   También ha intervenido en el pleno del Comité de Europeo de las Regiones, y ha mantenido algunos encuentros con técnicos en el Parlamento Europeo y otras instituciones europeas.

   Unas intervenciones en las que que además de tratar sobre el próximo marco financiero, también ha trasladado su preocupación por los aranceles anunciados por el Gobierno de Trump, o la sequía y las consecuencias del cambio climático.

   En ese sentido, Fernández Vara ha trasladado en estos encuentros la necesidad de "conocer el efecto" que podrán tener estos aranceles y ponerlo "negro sobre el blanco para que el conjunto de los sectores", con el objetivo de "compensarlo de alguna manera".

   "Desde luego, si no se es capaz de compensar de alguna manera, Europa tiene que intervenir", ha defendido el presidente extremeño, quien ha considerado que "tendrá que establecerse una línea de ayudas para darle tiempo a esos sectores a buscar alternativas".

   Para Fernández Vara, "lo ideal" sería ante esta situación "reforzar desde el punto de vista de la diplomacia internacional a que eso no se lleve a cabo", de tal forma que "cuando haya que resolver lo de Boing dentro de unos meses, pues de alguna manera se compense".

   En caso contrario, "habrá que ayudar a todos esos sectores, al menos de manera transitoria, hasta que encontremos mercados nuevos en los que poder competir", ha concluido.

Contador