'Tito Andrónico' sube al Teatro Romano toda la violencia y crueldad humana para despedir el Festival de Mérida

Publicado 22/08/2019 3:41:30CET
José Vicente Moirón, protagonista en Tito Andrónico del Festival de Mérida
José Vicente Moirón, protagonista en Tito Andrónico del Festival de MéridaFESTIVAL DE MÉRIDA

   MÉRIDA, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Crueldad, venganza, violación, asesinato, ejecuciones, traiciones, conspiraciones... Son palabras que definen toda representación de 'Tito Andrónico', la obra más brutal de William Shakespeare. Elementos que tampoco faltan en la propuesta de la compañía extremeña Teatro del Noctámbulo con la que se despide la 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

   Una versión del novelista y dramaturgo Nando López que sube a la escena del teatro romano toda la "vileza" del ser humano, como el actor emeritense Juan Vázquez explicó al término de una función en la que no faltan momentos escabrosos como amputaciones, desmembramientos, cabezas cortadas y sangre, mucha sangre.

   En los últimos años del Festival de Mérida es tradición que sea una compañía extremeña la que baje el último telón de cada edición, y en el estreno de este pasado jueves se notaba entre el público la presencia de los incondicionales que no quieren perder la ocasión de ver a sus actores más cercanos actuar en el milenario escenario de la capital extremeña, y que despidieron la función, de más de dos horas y media de duración, con un descanso de 15 minutos incluido, con una fuerte ovación.

   Antonio Castro dirige una obra que apenas toca la escena del teatro romano y que presenta un vestuario atemporal alejado de las tradicionales togas romanas, con una propuesta que incluye elementos que han dado un salto en el tiempo, como las armas de fuego con las que se ejecutará sin piedad a los pobres condenados a muerte, tal vez para refrendar que la crueldad ha estado, está y estará siempre allá por donde ha pasado el ser humano.

   Carmen Mayordomo da vida a Tamora, la reina goda apresada por el propio Tito Andrónico, José Vicente Moirón, y que entrega al emperador, Gabriel Moreno, como presente, junto a su hija Lavinia, Lucía Fuengallego, por su reciente nombramiento, y que a la postre generará toda clase de traiciones y conspiraciones que llevarán a los protagonistas a perder la razón o hasta la muerte, o ambas cosas a la vez.

   Alberto Lucero, José F. Ramos, Quino Díez, Gabriel Moreno, Sergio Adillo, Guillermo Serrano, Juan Vázquez, Cándido Gómez y Carmelo Sayago completan el cartel, algunos de los cuáles interpretan a varios personajes.

   La versión de este Tito Andrónico que se podrá ver en Mérida hasta el próximo domingo, 26 de agosto, se mantiene fiel al original con pequeños cambios, ya que su autor ha pretendido que la pluma de Shakespeare se mantenga sobre la escena en pleno siglo XXI, si bien ha trabajado en las historias colaterales para hacer el conjunto más comprensible al espectador. Tampoco faltan gags cómicos que restan tensión a la dureza de la representación.

   Además, acorde a los tiempos actuales, ha otorgado un mayor peso al papel de los dos únicos personajes femeninos, Lavinia, y sobre todo Tamora, capaz incluso de modelar a su antojo la voluntad del emperador para lograr su objetivo de vengar la muerte de su primogénito, sacrificado por Tito Andrónico al inicio de la representación y que marcará el resto de los acontecimientos.

   'Tito Andrónico', una coproducción con el Festival de Mérida, es la tercera tragedia que la compañía extremeña representa en el certamen emeritense, tras Ayax (2012) y Edipo Rey (2014).

   Tras la representación, los protagonistas destacaron en sus intervenciones su agradecimiento al público de Mérida y a la dirección del festival. José Vicente Moirón tuvo palabras de recuerdo para Javier Leoni, actor extremeño ya fallecido con el que compartió reparto en otra versión de la obra de Shakespeare en los años 80.

   El director de la obra, Antonio Castro, ha definido el estreno como una "experiencia fantástica" y se ha mostrado "encantado" y "todavía sorprendido" con el resultado, mientras que Nando López, el autor, ha señalado que "el teatro es equipo", y en este sentido ha subrayado el trabajo realizado por el grupo hasta llegar a este resultado "tan especial".

   Por otro lado, ha dicho que es "una maravilla escuchar a Shakespeare" y recibir una reacción "tan entusiasta del público", y comprobar así que los clásicos son "atemporales".

   Según ha señalado, la obra hace un homenaje a Ovidio y a los libros, que es una manera de decir que la cultura, festivales como el de Mérida y releer a los clásicos es "la única manera de controlar nuestra violencia y de ser seres civilizados y humanos". Por ello, ha dicho que le gustaría quedarse con "esa brizna de esperanza que nace en los versos de Shakespeare".

Contador