Actualizado 05/03/2008 13:20 CET

La variante La Albuera se abrirá mañana al tráfico, con lo que evitará el paso por la travesía de la N-432

MÉRIDA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento abrirá mañana jueves al tráfico la variante de La Albuera (Badajoz), que discurrirá por el sur de la localidad, evitando así el paso del tráfico por la travesía de la carretera N-432.

Así lo anunció el Ministerio de Fomento en una nota de prensa, en la que indicó que se podrá discurrir por este tramo a partir de las 12.00 horas de mañana, y recordó que el presupuesto de ejecución es de 11,05 millones de euros, al que sumado los importes correspondientes a la redacción del proyecto de construcción, expropiaciones y del control y vigilancia de la obra, resulta una inversión total cercana los 12 millones de euros.

Esta apertura "evitará al usuario interurbano la ruptura en la continuidad del viaje que provocaba demoras y retenciones, además de ser un potencial foco de conflicto, tanto por la incomodidad como por inseguridad vial", señala el ministerio.

Asimismo supondrá para la población residente una mejora de las condiciones ambientales, puesto que la apertura de esta variante disminuirá notablemente los problemas de ruido y contaminación atmosférica.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL TRAMO.

El tramo discurre a lo largo de sus 7 kilómetros por el sur del término municipal de La Albuera (Badajoz), este cuenta con un carril de 3,5 metros por cada sentido y con arcenes de 1,5 metros.

El trazado se ha diseñado para una velocidad de proyecto de 100 kilómetros hora, siendo su radio mínimo en planta de 1.600 metros y su radio máximo de 7.500 metros, contando en alzado con una inclinación máxima de la rasante del 1,70 por ciento.

El firme está constituido por 25 cm de zahorra artificial sobre explanada estabilizada con cemento de categoría E-3, sobre la que se sitúan 20 centímetros de mezclas bituminosas en caliente, entre las que se incluye la capa de rodadura, que es de tipo discontinua con el fin de aumentar la seguridad de la circulación con lluvia y obtener una disminución de la emisión de ruido producido por el tráfico.

En este lugar se realizaron tres enlaces para la conexión con las poblaciones y carreteras existentes en el entorno y nueve estructuras entre pasos superiores e inferiores.

Se llevaron a cabo también un gran número de obras de drenaje transversal y la reposición de los caminos interceptados, con el fin de lograr una adecuada permeabilidad y mantener la accesibilidad y el transito agroganadero de las zonas por las que transcurre.

MEDIDAS AMBIENTALES.

Por otro lado, las medidas ambientales aplicadas a este tramo consistieron en el extendido de tierra vegetal en taludes, tendentes a mejorar la integración paisajística.

Por último, el Ministerio de Fomento explicó que se han realizado además, las prospecciones arqueológicas de los hallazgos encontrados en la traza.