Publicado 07/09/2021 14:07CET

Un desalojado en el municipio de A Pobra do Brollón por el incendio de Ribas de Sil

Incendios de un fuego en el municipio de Quiroga (Margaride), en la provincia de Lugo a 6 de septiembre de 2021, en Galicia (España). Este nuevo incendio, el segundo en un día, avanza sin control y ya calcina unas 80 hectáreas. Para él se ha solicitado el
Incendios de un fuego en el municipio de Quiroga (Margaride), en la provincia de Lugo a 6 de septiembre de 2021, en Galicia (España). Este nuevo incendio, el segundo en un día, avanza sin control y ya calcina unas 80 hectáreas. Para él se ha solicitado el - Rosa Veiga - Europa Press

   Cerca de un centenar de personas se vieron afectadas este lunes por la proximidad de las llamas en Roiros

   LUGO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los dos incendios sin control que arrasan cerca de 1.500 hectáreas en la Ribeira Sacra han provocado que esta madrugada se haya desalojado a un vecino del núcleo de Beirán, en la parroquia de Salcedo, en A Pobra do Brollón.

   Así lo han confirmado fuentes de la delegación del Gobierno tras la visita de la subdelegada en Lugo, Isabel Rodríguez, al puesto de mando avanzado de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en las proximidades del fuego. El fuego afecta en estos momentos a los municipios de Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón.

   "Quedan focos por todas partes y en alguno de los extremos está sin controlar. Además, en muchos sitios hay posibilidades de que se reproduzca", ha confirmado a Europa Press el alcalde de Ribas de Sil, Miguel Ángel Sotuela.

   El alcalde del ayuntamiento más afectado ha explicado que ahora mismo "no hay riesgo inminente" en ninguna población del municipio, pero "no se descarta que en cualquier momento lo vuelva a haber". "Seguimos pendientes de Rairos y también de Vilariño, aunque en este último la presencia de diversos castaños que rodean el núcleo permite mayor seguridad", ha apuntado.

   El lunes el fuego estuvo muy próximo a la zona habitada de la parroquia de Roiros. El alcalde calcula que cerca de un centenar de personas se pudieron ver afectadas de forma directa, ya que además de los residentes en la zona, hay un restaurante.

   Por otra parte, el incendio ha provocado que muchos puntos de los ayuntamientos de Quiroga y Ribas de Sil estén incomunicados vía teléfono móvil y fijo y también a través de Internet.

"NOCHE INTRANQUILA"

   "La noche fue intranquila porque los vecinos pensaban que se habían marchado los medios, pero estaban más arriba en la sierra. Hubo preocupación, sobre todo, en el núcleo de O Barreiro, en la parroquia de Nogueira por un incendio que se avivó, pero finalmente no fue a más", ha confirmado el alcalde.

   La subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, ha puesto de manifiesto la voluntad del Gobierno de "colaborar con la Xunta para acabar con el fuego" y "ha agradecido" el trabajo de los medios estatales.

   "Este lunes por la noche llegó la Unidad Militar de Emergencias (UME) para intentar controlar que el fuego no llegue a las aldeas", ha informado.

   Se prevé que los efectivos de la UME lleguen hasta los 220 militares y se incorporarán un helicóptero y tres aeronaves no tripuladas. Además de contar con 18 autobombas, tres camiones nodrizas y dos máquinas.

   El dispositivo se completa con la colaboración de la Guardia Civil, tanto de Seguridad Ciudadana como el Seprona, y la Agrupación de Tráfico.

Contador

Para leer más